junio 20, 2019
El tiempo
Sociedad

Imputan por el presunto expolio en Peñaflor al gerente de la empresa que se adjudicó las obras

El máximo dirigente de Viturse, la empresa responsable de las frustradas obras para construir un hotel en el palacio de Peñaflor, tiene que declarar el próximo 2 de julio en el caso que se sigue por un presunto delito contra el patrimonio por daños en este emblemático edificio.

Antonio López Tarifa, gerente de Villa Turística de Serón (Viturse), está citado en el juzgado de instrucción número 3 de Roquetas de Mar (Almería) el lunes 2 de julio en calidad de imputado en el caso que se sigue por el presunto expolio en el palacio, edificio protegido con calificación de monumento nacional.

La citación se lleva a cabo tras detectar el juzgado “indicios de un delito contra el patrimonio artístico”, según el abogado de la acusación popular, Fernando Osuna, que recuerda que la acusación “ha aportado al sumario documentos en que se constata la desaparición de determinados bienes artísticos, muchos lotes que se hallaban depositados en el palacio, cada uno compuesto por cien objetos artísticos, y que eran del Ayuntamiento de Écija”.

Osuna representa al PA, que sostiene que el abandono sin control de las obras  para convertir el palacio de Peñaflor en un hotel propició la salida “al margen de la normativa vigente” de objetos de arte que formaban parte del patrimonio del monumento.

A finales del año pasado, los responsables de Viturse se desligaron del proyecto en el palacio de Peñaflor y aseguraron ante el juzgado de Écija que las frustradas obras habrían sido gestionadas por una persona que ya no pertenecía a la empresa o que habría actuado al margen de la propia compañía.

En noviembre de 2005 se firmó el contrato de adjudicación de las obras para convertir el palacio de Peñaflor en un hotel de lujo a la empresa Viturse, filial de Promobys, una empresa con sede social en Almería. En representación de Viturse, firmó el contrato Antonio López Tarifa, gerente de la firma (en la foto, junto al entonces alcalde, Juan Wic, ante una maqueta del palacio de Peñaflor), que afirmaba tener previsto invertir en torno a 9 millones para “construir un hotel emblemático en un edifico emblemático”. El gerente de Viturse prometía, igualmente, “respetar al máximo por fuera las características del edificio”.

En diciembre de 2008, ante los continuos retrasos en el inicio de una obra que debía estar terminada en 2007, el Ayuntamiento canceló el contrato con Viturse.