noviembre 21, 2019
El tiempo
La Luisiana

Piden un referéndum sobre la gestión del agua en La Luisiana

Alrededor de 2.000 firmas de vecinos ha registrado la Agrupación de Electores Independientes (ADEI) de La Luisiana-El Campillo junto con una petición de consulta popular para que la agencia de régimen especial Ciclo Integral Aguas del Retortillo (CIAR) deje de gestionar el suministro de agua potable del municipio, de algo más de 4.600 habitantes.

ADEI reclama que el alcalde, Emilio Gordillo (PSOE), convoque un pleno extraordinario para debatir la convocatoria de dicha consulta popular. “En el caso de que no lo haga, ADEI convocará dicho pleno extraordinario porque así lo posibilita la ley”, afirma José Antonio Martín Cano, portavoz de los independientes.

“Tenemos claro que CIAR es una empresa privada creada por algunos políticos del Consorcio Plan Écija con unos fines muy claros y sin tener en cuenta el incremento tan desmesurado que ha supuesto para los vecinos de La Luisiana y El Campillo”, dice Martín Cano, que anuncia que su grupo “va a llevar a cabo todas las acciones necesarias para salirnos de esa empresa privada, que no es el Consorcio como quieren hacemos creer”.

En La Luisiana, hasta finales de 2010 era la empresa Urbaser la que distribuía entre los vecinos el agua que compraba al Plan Écija (en la imagen, el consejero de Medio Ambiente en funciones, José Juan Díaz Trillo, en el Plan Écija, con la alcaldesa de Osuna, Rosario Andújar, y miembros del gobierno local de Écija), con precios que “establecía el Ayuntamiento en sesión plenaria”, recuerda ADEI, que apunta que, en el último recibo trimestral bajo esta fórmula de gestión, el de octubre a diciembre de 2010, “los vecinos pagaron el metro cúbico de agua aproximadamente a 0’94 euros”.

El Consorcio compró los derechos de esta empresa y promovió la creación de una empresa de régimen especial, la mencionada CIAR, para gestionar el agua en las localidades que no tuviesen empresa de gestión propia.

“En el primer trimestre del año 2011 se le factura ya a los vecinos de La Luisiana y El Campillo con la nueva empresa privada y hay un aumento en torno al 22%, pasando el metro cúbico a costar 1’15 euros”, denuncia Martín Cano.

El portavoz municipal de ADEI asegura que la presentación de los recibos del segundo trimestre del año pasado provoca “un descontento popular en el municipio”, con quejas y reclamaciones que no son contestadas. “Pero lo más grave ha sido la presentación del recibo correspondiente al cuarto trimestre de 2011, que se ha presentado tres meses después de su lectura y con un incremento “desmesurado, más del 50% sobre el recibo anterior, el metro cúbico cuesta ahora más de 1’73 euros, con diferencia el agua más cara de toda la comarca y más alto que muchas capitales de provincia españolas”.

Ante este aumento, los independientes de La Luisiana han iniciado una denuncia formal ante Consumo, “porque creemos que existen conceptos y actuaciones del CIAR que no se ajustan a ley”, y movilizaciones vecinales y una recogida de firmas para pedir un referéndum local sobre la conveniencia o no de salir de esta agencia.