junio 21, 2019
El tiempo
Sociedad

El Ayuntamiento corta el centro para limpiar la cera de las calles

Terminada la Semana Santa empieza la limpieza de la cera derramada en la calle por las hermandades. Por motivos de estética y limpieza pero también de seguridad que, para el concejal de Medio Ambiente, Carlos Onetti, “tan prioritarias son una como la otra”.

La limpieza ha empezado en la calle Del Conde, seguirá en la plaza del Salón y continuará por Mas y Prat hasta la plazuela de Nuestra Señora del Valle, por Santa Cruz. Calcula Onetti que la retirada de la cera en estas zonas llevará al menos cinco días de trabajo.

“Este año la vamos a hacer intensamente en el sentido de que otros años han sido dos tres horas para molestar lo menos posible al trafico”, recuerda el edil de Medio Ambiente, “pero creo prioritaria la seguridad y se van a cortar las calles directamente para hacer limpieza lo antes posible y evitar accidentes”.

Onetti pretende “tener Écija limpia lo antes posible por estética y por seguridad, sobre todo”. La cera se limpia con un líquido “que es muy resbaladizo” y que obliga a cortar las calles en que se lleva a cabo la limpieza.

El Ayuntamiento de Écija ya llevó a cabo el baldeo de las calles antes de la Semana Santa, en concreto el 26 de marzo pasado, con el riego de la plaza de España, la de Santa María y el Puente, y la plaza de la Constitución, más 24 calles y siete barreras de la ciudad.

La de la limpieza de la cera de las calles es una cuestión en la que insiste Onetti. “Después de la limpieza exhaustiva que se ha hecho antes de Semana Santa, también durante Semana Santa ha habido un dispositivo para mantener las calles limpias”, apunta el edil. En los días de procesión ha llegado a haber hasta cuatro barredoras en horario de mañana, además de otros vehículos como motocarros y baldeadoras limpiando las calles, además de un servicio especial recolector la tarde del Jueves Santo.