diciembre 13, 2019
El tiempo
Política

Rebaja de sueldos y mejor inspección fiscal para ajustar las cuentas

La abstención de los tres partidos de la oposición, el PSOE, el PA e IU, ha permitido al PP sacar adelante el plan de ajuste que el Ayuntamiento de Écija, como el resto de consistorios, tiene que presentar para garantizar el pago del crédito bancario para salvar la deuda a proveedores.

El plan de pago a proveedores al que se han acogido la mayoría de los municipios exige un plan de ajuste que el Gobierno local (PP) piensa centrar en el recorte del gasto, la venta de propiedades municipales y el ajuste del capítulo I de los presupuestos, el dedicado a personal. También anuncia tres planes de inspección fiscal, la legalización de viviendas en diseminados (y el pago de la correspondiente contribución) e ingresar dinero mediante el desarrollo de, al menos, tres de los sectores urbanísticos del PGOU, uno de los cuales será el polígono industrial Andalucía Central, que calcula el PP que puede permitir al Ayuntamiento ingresar 20 millones de euros.

El Ayuntamiento de Écija ha presentado al Gobierno central facturas pendientes de pago por un importe de 18,9 millones. De estos, la mayor parte, 13,5 millones, se debe a proveedores del Ayuntamiento; algo más de 5 los debe Urbanismo, pendiente de un concurso de acreedores y el resto corresponde a los 228.000 euros que debe el organismo local de Juventud y Depeortes; los 74.000 del patronato de atención a discapacitados, Prodis; los 13.000 euros que debe la empresa municipal del cementerio; los 67.000 pendientes de pago a proveedores de la Empresa de Gestión Tributaria; y los 3.000 de Aguas de Écija.

“Estos se pagará en diez años con un periodo de dos años iniciales en que el Ayuntamiento no tiene que hacer aportación alguna”, recuerda el concejal de Urbanismo y Hacienda, Rafael Serrano (en la foto), que opina que “estos 19 millones son pagaderos, y creemos que este plan de ajuste hará posible el pago, aunque seguramente tendremos dificultades en el primer y segundo año”.

Serrano ha insistido en que no va a haber despido de funcionarios y trabajadores municipales. Sí se bajan sueldos, se recortan complementos específicos y se congelan salarios. Y, sobre todo, no se pagará ningún sueldo de más de 3.000 euros aunque “no se va a tocar el salario a quien cobre menos”. El concejal del PP no descarta, sin embargo, tener que declarar concurso de acreedores en alguna otra empresa municipal, una situación en la que ha entrado Urbanismo, aunque pide discreción “para no crear alarma” entre los trabajadores.

“Eso nos permite ahorrar un 10% en salarios sin tener que despedir a nadie”, enfatiza el concejal de Hacienda, que añade que “no nos queda más remedio que bajar sueldos para no tener que despedir a nadie y ¿para qué vamos a prometer sueldos que no podemos pagar?”. Además, no se cubrirá el 100% de las jubilaciones, para adelgazar la plantilla.

También garantiza el PP que no va a subir impuestos, e incluso asegura que rebajará el IBI de naturaleza rústica del 1,01% actual a 0,97%. Para garantizar la devolución del crédito para pagar a proveedores, el equipo de gobierno municipal apunta que buscará “tener ingresos extraordinarios” a través de empresas que se instalen en Écija “de modo gratuito y que creen empleo y se consoliden”, asegura Rafael Serrano.

Además, el PP insiste en rebajar el coste del servicio de recogida de basuras y de limpieza viaria, que cuesta más de 1,2 millones y por el que se ingresa apenas 850.000 por el cobro de la tasa correspondiente “para no tener que incrementar la tasa”. El edil de Hacienda ha trasladado la responsabilidad sobre este extremo a la oposición, que rechazó la medida por entender que recortar servicios supone la pérdida de puestos de trabajo en la empresa adjudicataria del servicio, y ha señalado a PSOE, PA e IU que “la subida de la tasa de basura depende de ustedes”.