mayo 26, 2024
El tiempo
Sociedad

Los embalses del Plan Écija salen de la situación de emergencia tras las lluvias de marzo

Tras casi dos años y medio, los pantanos que abastecen al Consorcio Plan Écija, El Retortillo y Bembézar, salen por primera vez de la situación de emergencia gracias a las abundantes lluvias del pasado mes de marzo. La Confederación Hidrográfica del Gualdalquivir (CHG) rebaja el nivel a la alerta, a dos pasos del nivel de normalidad.

El agua embalsada por Bembézar y El Retortillo está por encima del 38,6 por ciento de la capacidad de ambos pantanos, según el último informe de sequía de la CHG, que rebaja el nivel de vigilancia y control de las reservas de los pantanos del Plan Écija, que abastecen a cerca de 200.000 habitantes de 17 poblaciones de las comarcas sevillanas de la Sierra Sur y la Campiña.

Ambos embalses entraron en emergencia por sequía en noviembre de 2021 y, desde entonces, su nivel de reserva fue bajando de manera paulatina, hasta llegar a situarse por debajo del 10% el año 2023, y contar en octubre de ese año con apenas 42’45 hectómetros cúbicos de agua entre los dos.

En la actualidad, según el último informe de sequía de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, los dos pantanos almacenan 154’30 hectómetros cúbicos, 83,32 más que los menos de 69 hectómetros cúbicos que tenían entre los dos en el mes de febrero.

Si miramos más atrás, El Retortillo (que a día de hoy está por encima del 65 por ciento de su capacidad) y Bembézar (que roza el 50% de su nivel de agua) han subido en más de 101 hectómetros cúbicos en los dos últimos meses, ya que no llegan en enero de este año a los 53 hectómetros cúbicos, con lo que han triplicado sus reservas desde entonces.