mayo 26, 2024
El tiempo
Cultura

El Museo de Écija gana tres nuevas salas de exposición gracias al Plan Contigo

El Museo Histórico Municipal de Écija inaugura tres nuevas salas permanentes en la planta superior de su sede, el Palacio de Benamejí. Algo más de 123 m2 dedicados a la tardo-antigüedad, la Edad Media y la Edad Moderna, que se han adaptado con una subvención de 70.000 euros del programa de Empleo y Apoyo Empresarial (PEA) de la Diputación de Sevilla, en el marco del Plan Contigo.

Es la primera ampliación de los espacios de exposición permanente del Museo de Écija desde el año 2011, cuando se inauguraron las salas de arte romano y la de mosaicos, recuerda el Ayuntamiento de Écija, que señala que “buena parte de los nuevos elementos han sido instalados por el propio Museo”.

En la sala de la tardo-antigüedad y la época visigoda se exhiben por primera vez en un espacio específico ajuares y elementos constructivos de este período y, por primera vez, dos enterramientos de época visigoda de la Plaza de España, entre ellos la llamada ‘Tumba de Sapatio’ y su singular inscripción.

En la sala de al-Andalus se amplían los espacios expositivos anteriormente existentes en la planta baja, incluyendo dos nuevas sepulturas de la maqbara de la Plaza de España, y una gran tinaja con inscripción árabe.

Por último, en la sala de la Baja Edad Media y la Edad Moderna se presentan por primera vez al público esculturas y escudos heráldicos, colecciones de cerámica moderna (entre ellas, las de recipientes completos hallados en las excavaciones de la Casa consistorial) y, en una presentación monumental, una recreación de la ‘Fuente de las Ninfas’ edificada en el último cuarto del siglo XVI en la Plaza de España y dos armaduras de cubierta de madera mudéjares recuperadas hacia 1999 del derribo de una casa de la calle Cintería, restaurados por el maestro Rafael Armenta.

“Las nuevas salas permiten a partir de ahora extender el recorrido museográfico desde la Prehistoria hasta fines del siglo XVII, avanzando en el proyecto de ‘Museo de la ciudad’, que terminará por llevarlo en el futuro, a través del Barroco y del siglo XVIII, hasta el siglo XXI”, explica la concejala de Cultura, Laura Hurtado.

Las salas están dotadas de cámaras de vigilancia y detección de incendios de última generación, entre otros dispositivos. Se ha dispuesto una cuidada iluminación mediante carriles de proyectores y luminarias led de bajo consumo.