junio 22, 2024
El tiempo
Sociedad

Los pantanos que abastecen al Plan Écija están por debajo del 14% de capacidad

Los embalses del Retortillo y de Bembézar, que suministran agua potable a Écija y al resto de municipios de las comarcas sevillanas de la Campiña y la Sierra Sur, siguen bajando su nivel de capacidad. Se encuentran al 13,25 por ciento y el escenario es de emergencia, según la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG).

En su último Informe de Escasez y Sequía, la CHG señala que, a 4 de julio de 2023, la reserva de agua embalsada era de un 13,25%, un 0,75 por ciento menos que lo registrado en junio y casi tres puntos por debajo de la capacidad que almacenaban El Retortillo y Bembézar en el mes de marzo, hace apenas tres meses.

En julio del año pasado, el nivel estaba en el 17,4 por ciento, un escenario de alerta, según la memoria de la Confederación, que garantizaba entonces el consumo doméstico aunque reconocía que la situación requería de medidas preventivas y alertaba de la falta de lluvias.

En concreto, el Bembézar ha bajado en un mes en dos hectómetros cúbicos su capacidad, y tiene en la actualidad 46 hectómetros cúbicos; mientras que El Retortillo se mantiene en el entorno de los siete hectómetros cúbicos de capacidad.

Eso supone que entre los dos suman 53 hectómetros cúbicos de agua. En julio del año pasado, ambos pantanos tenían en conjunto 98 hectómetros cúbicos de agua, con lo que su capacidad ha bajado a casi la mitad.

Desde el pasado verano, los municipios que forman parte del Plan Écija mantienen recomendaciones de ahorro en el consumo de agua que incluyen, entre otras, la prohibición de regar o baldear calles con agua potable.

La CHG calcula el estado de los embalses restando al volumen de agua embalsado el volumen de agua comprometido para la campaña de riego.