febrero 27, 2024
El tiempo
Política

Un taller de FPE restaura las puertas principales de Santa Bárbara

Los alumnos y alumnas del taller de formación profesional para el empleo de talla en madera están restaurando las puertas de la entrada principal a la iglesia de Santa Bárbara, en la plaza del Salón.

Se trata de uno de los programas de formación para el empleo (FPE) que con financiación autonómica se llevan a cabo en Écija desde hace un año, aproximadamente. Empezó en marzo de 2022 y en él participan un total de 14 personas.

Durante el taller, además de recibir formación en la materia, las personas participantes han llevado a cabo la restauración de mobiliario de propiedad municipal y, entre otros enseres, de los muebles del salón de plenos de la Casa Consistorial.

La restauración de las puertas de Santa Bárbara, dos hojas de seis metros de alto por 3 metros de anchura cada una, se lleva a cabo gracias a un acuerdo con la hermandad de Jesús Sin Soga y la Archidiócesis de Sevilla. En este trabajo, los alumnos y alumnas están poniendo a prueba las habilidades adquiridas durante el taller y aprendiendo otras nuevas, como el trabajo en altura y con arneses, según el Ayuntamiento de Écija.

El delegado territorial en Sevilla de la Consejería de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo, Antonio Augustín, ha visitado los trabajos de restauración de las puertas de la iglesia de Santa Bárbara, y ha destacado “el alto nivel de inserción de estos talleres de empleo, que se suman al objeto de la actuación, las puertas de la iglesia, que van a quedar totalmente restauradas”.

Por su parte, el concejal de Desarrollo Urbano Sostenible, Sergio Gómez, ha pedido que se mantenga la colaboración entre administraciones que hace posible estos talleres ocupacionales y que se permita a los ayuntamientos dirigirlos a los sectores empresariales más destacados.

“La formación es el futuro, tenemos que formar a nuestros jóvenes y a nuestros vecinos en los sectores en que la ciudad tiene un importante tejido productivo y una estructura empresarial”, dice Gómez, que ha pedido al delegado provincial “ser capaces de dar capacidad a los ayuntamientos de solicitar aquellos cursos que más puedan interesar a ese tejido productivo”.