marzo 2, 2024
El tiempo
Sociedad

La Raíz busca financiación para un centro de apoyo a la autonomía de personas con discapacidad

La asociación ecijana La Raíz quiere poner en marcha una iniciativa para ayudar a personas con discapacidad mayores de seis años a valerse por sí mismas, el proyecto SAVIA, que son las siglas de Servicios y Apoyos para la Vida Inclusiva y Autónoma y que espera poner en marcha este mismo año.

SAVIA tiene como objetivo el apoyo a la vida inclusiva y autónoma a las personas con discapacidad. En su etapa infantil, las personas con discapacidad menores de seis años cuentan con la Atención Temprana, un servicio que financia la Junta de Andalucía. No obstante, la administración autonómica no cubre la atención a personas con capacidades diferentes mayores de esa edad.

En ese sentido, la asociación de familiares de personas con discapacidad psíquica y sensorial La Raíz quiere crear un centro en el que personas a partir de los seis años reciban atención y apoyo para desarrollar una vida autónoma y que “aprendan a valerse por sí mismas, que es lo esencial para poder tener autonomía personal”, explica la coordinadora de La Raíz, Carmen López.

Unas diez personas trabajarán en el Centro SAVIA de La Raíz, que negocia la compra de un local de más de 400 metros cuadrados en la barriada de La Alcarrachela y que busca financiación para cubrir los más de 200.000 euros de inversión en este proyecto inclusivo. “Se necesitan recursos”, apunta el presidente de La Raíz, Francisco Blázquez, que avanza que la entidad ya busca la colaboración de la ONCE, el Grupo de Desarrollo Rural (GDR) Campiña Alcores o entidades bancarias, “y por supuesto sumaremos nuestros propios recursos”.

El Ayuntamiento de Écija ya ha firmado una subvención de 25.000 euros para este proyecto de apoyo a la vida autónoma y comprometido nuevas aportaciones en próximos ejercicios presupuestarios.

En el Centro SAVIA, las personas con discapacidad tendrán además del apoyo de logopedas, fisioterapeutas, psicólogos o pedagogos, una serie de talleres de autonomía para enseñarles a valerse por sí mismas. El objetivo es la búsqueda de la autonomía personal en el hogar, en el ocio y, en general, en su vida adulta.

“Es ahí donde tenemos que incidir”, explica López, “porque hay un vacío grande cuando los jóvenes terminan la enseñanza secundaria. Tenemos que poner mucha fuerza en llevar a cabo el acompañamiento de estos chicos y chicas, para mejorar la empleabilidad, la autonomía personal, para concienciar a la familia de que ahí empieza una nueva etapa de la persona, que estos jóvenes tienen que formarse, hacer prácticas en empresas, etc. Es una labor muy importante que hay que hacer de acompañamiento a todos los niveles”, enfatiza.