agosto 13, 2022
El tiempo
Sociedad

Écija, hacia la creación de una ciudad inteligente

El concepto de “ciudad inteligente” es relativamente reciente y proviene de la adaptación del término inglés “smart city”. Podríamos clasificarla como una expresión todavía emergente y que está en constante cambio; de hecho, es un término que se utiliza con frecuencia en todo tipo de sectores como el marketing (la mercadotecnia), el ámbito empresarial en general, cuando se tratan las políticas sobre desarrollo o en lo que concierne a especialidades y temáticas de todo tipo.

En cualquier caso, y a grandes rasgos, cuando hablamos de ciudad inteligente nos referimos a ciudades eficientes (o supereficientes), que han llevado a cabo un tipo de desarrollo urbano fundamentado en la sostenibilidad, que son capaces de responder a las necesidades básicas, en primer lugar, de sus ciudadanos, pero también de las instituciones y empresas que la componen, tanto en el ámbito operativo, económico y social, como en el aspecto ambiental.

A estas alturas, prácticamente cualquier ciudad, desde la más pequeña a la más grande, debe tener en cuenta este concepto e intentar llevarlo a la práctica.

Entre las muchas facetas implicadas a la hora de convertir a una ciudad en inteligente, destaca la conectividad. En Écija, por ejemplo, hace varios años que disfrutamos de una infraestructura de alta calidad y una cobertura prácticamente total. Estamos en el camino adecuado para la creación de una ciudad inteligente, pero cabe preguntarse por el alcance y la accesibilidad. Una ciudad inteligente debiera proporcionar conectividad de calidad a todos sus ciudadanos, bien sea mediante puntos de acceso repartidos por la ciudad, bien a través de edificios institucionales de acceso libre.

Este acceso a internet, actualmente, proporciona un sinfín de servicios que se han convertido en fundamentales a la hora de proporcionar una calidad de vida adecuada a los ciudadanos. Desde cuestiones tan fundamentales como estar informados, pasando por la formación y llegando al ocio, aspecto en el que nos vamos a detener en este artículo por la importancia que ha adquirido a la hora de evaluar la calidad de vida de las personas.

Foto de Ricardo Gomez Angel en Unsplash

El entretenimiento digital se ha convertido en una parte fundamental de nuestras vidas, desde las redes sociales a los juegos de casino, pasando por los videojuegos, el vídeo bajo demanda, los blogs y un sinfín de alternativas virtuales. Si hace unos años el acceso a este tipo de servicios no estaba lo suficiente valorado, en la actualidad ya hay una considerable cantidad de estudios que otorgan importancia al tiempo que podemos dedicar al ocio en nuestro día a día, un ocio que, muchas veces, es de carácter digital.

Como decíamos, las alternativas de ocio son muchas y muy diversas, pero en los últimos años hemos visto como ha destacado, por ejemplo, el mundo de los juegos de casino. Uno de los productos más demandados son las tragamonedas con dinero real, y plataformas como VegasSlotsOnline ponen a disposición de los usuarios los mejores casinos en línea, seleccionando cada sitio de manera cuidadosa para que los usuarios puedan acceder a los pagos más altos, los mejores bonos de primer depósito y a cientos de tiradas gratis.

En lo que respecta al vídeo bajo demanda, también llamadas plataformas de streaming, no cabe duda que a nivel internacional se lleva la palma Netflix. Una amplísima oferta de películas y series para ver donde quieras (móvil, tableta, ordenador o TV), con o sin conexión, y con una cuota que parte de los 7,99 euros al mes, se ha convertido en una de las principales opciones de ocio digital en la actualidad.

Por último, pero no menos importante, nos encontramos con el sector de la música. Existen muchas plataformas de música bajo demanda, pero, con toda probabilidad, Spotify es la más famosa y extendida de todas ellas. Además, proporciona la posibilidad de escuchar todo su catálogo sin necesidad de realizar pago, a cambio de la emisión de anuncios, o hacerse premium por 9,99 euros al mes, descargar música, escucharla sin anuncios, en donde quieras, a máxima calidad y sin límites.

Estas son solo algunos ejemplos de alternativas de ocio virtual que hoy resultan cruciales y a las que difícilmente podemos acceder si no es a través de esa conectividad tan importante de la que hablábamos, y que está directamente relacionada a la optimización de las ciudades inteligentes y a la prestación de servicios a los ciudadanos.

Obviamente, las smart cities se fundamentan en otros muchos aspectos (infraestructuras eficientes, transportes sostenibles, servicios de seguridad y urgencia, equipamientos públicos, edificios optimizados…) de los que hablaremos en otros artículos en Écija al día. Por lo pronto, cabe reflexionar sobre la importancia que ha adquirido el ocio digital y sobre cómo las ciudades inteligentes pueden proporcionar mayores índices de bienestar a los ciudadanos.