diciembre 6, 2022
El tiempo
Política

Aprueban remodelar de nuevo el antiguo matadero como centro de formación

La junta de gobierno local del Ayuntamiento de Écija ha aprobado la remodelación del centro de formación ubicado en el antiguo matadero, en el polígono industrial El Limero. Es un proyecto que se ha incluido dentro de las inversiones previstas con cargo al Plan Contigo, de la Diputación de Sevilla.

Se trata de un inmueble de titularidad municipal que fue reconvertido en un centro de formación profesional ocupacional (FPO) hace casi trece años y que, en la actualidad, no está dedicado al uso para el que fue construido.

“Ahora, gracias a las inversiones del Plan Contigo en Écija, se recuperará”, asegura el Ayuntamiento de Écija en un comunicado. El proyecto de adecuación y equipamiento para este edificio tiene un presupuesto total de 130.332,73 euros, de los cuales un total de 59.893,99 se destinarán a los trabajos a realizar en el propio edificio de cara a su puesta en funcionamiento y el resto (70.444,84) se invertirá en la adquisición del mobiliario y equipamiento necesario para su puesta en marcha.

Entre las actuaciones previstas está el arreglo de las cubiertas del edificio – en las que se han detectado filtraciones de agua -, la reorganización de espacios interiores, la infraestructura eléctrica e informática necesaria, así como la pintura general del edificio y la adecuación de salidas y ventanas a la normativa.

“Una vez terminados los trabajos, se  integrará el mobiliario, la maquinaria necesaria y los equipos informáticos con el objetivo de convertir este centro de un referente en la ciudad en cuanto a la formación, ampliando el servicio que se oferta actualmente en las instalaciones de [la antigua empresa pública] Sedesa”, explica el comunicado municipal.

Con la aprobación del proyecto se inicia el periodo para su licitación. El Gobierno local (PSOE) estima que las obras del futuro centro de formación para el empleo podrán empezar en dos meses.

En el año 2009, el antiguo matadero de Écija se reformó para convertirlo en un edificio para impartir cursos y talleres de formación profesional ocupacional (FPO), con una inversión de más de 633.300 euros, financiados por el Servicio Andaluz de Empleo (SAE), el Instituto Nacional de Empleo (INEM) y el Ayuntamiento de Écija.