mayo 25, 2022
El tiempo
Política

Inversión del Pfoea para eliminar las filtraciones de agua en La Guita

El Ayuntamiento de Écija ha iniciado en la barriada de Santa Ana, conocida popularmente como La Guita, la cuarta de las obras del Plan de Fomento del Empleo Agrario (Pfoea) previstas en la ciudad. El objetivo de la intervención es solucionar los problemas de filtraciones de aguas pluviales que sufre esta barriada, que se asienta sobre suelos arcillosos.

La barriada de Santa Ana presenta una peculiar disposición con taludes y su suelo arcilloso provoca filtraciones de agua que afectan negativamente a los bajos de los bloques de pisos, hasta el punto de que, hace años, ya tuvo que demolerse dos bloques de viviendas.

La obra tiene un presupuesto de más de 502.000 euros y se estructura en tres partes, según el Ayuntamiento de Écija. De un lado, se va a actuar en la zona del graderío y la plaza colocando un nuevo acerado, nuevo mobiliario urbano, iluminación y nueva solería. En segundo lugar, se actuará en los taludes y el acerado sobre estos, para cambiar el sistema de recogida de aguas pluviales, “para que no lleguen nunca a los bajos de los edificios”, señala el concejal de Infraestructuras Públicas, José Luis Ruperti.

También se ordenarán los recorridos peatonales con nuevas barandillas donde sea necesario y se repondrá la vegetación con un sistema llamado “pavicésped”, estructuras de hormigón con una superficie de césped.

La última actuación será sobre el acerado trasero de las viviendas, donde se mejorará también el sistema de recogida de aguas pluviales y se colocará un muro de contención para proteger a las viviendas. Además de estos trabajos, se mejorarán las infraestructuras de la red de agua potable, recogida de aguas residuales y sistema eléctrico.

El alcalde de Écija, David García Ostos, señala que se trata de una inversión “en un barrio emblemático de nuestra ciudad, una intervención de muchísimo calado que no se va a ver, porque tiene que ver con la recogida de aguas pluviales para evitar filtraciones” pero que “va a solucionar problemas que afectan a los edificios y a los vecinos, y a proteger el entorno”.

De los más de 502.000 euros del presupuesto total, 265.000 van destinados a mano de obra y el resto a materiales. Se crearán 165 contrataciones y se generarán unas tres mil peonadas agrícolas. El plazo de ejecución previsto es de algo más de tres meses, según los cálculos de Ruperti, que confía que la obra esté terminada en el mes de mayo.