diciembre 5, 2021
El tiempo
Sociedad

La Policía desliga a los propietarios de la finca de la red de explotación de migrantes

Los propietarios de la finca de Écija en que la Policía Nacional ha desarticulado una red que explotaba a inmigrantes irregulares nada tenían que ver con esta. De hecho, y según la Policía, la colaboración de estos empresarios ha sido fundamental para acabar con la organización de trata de trabajadores.

Según la Policía, la operación contra el entramado de explotación de inmigrantes irregulares se inició hace años. Los miembros de la red captaban a los migrantes en Sevilla, y al menos 30 de ellos, trabajadores sin papeles, fueron identificados en la finca de Écija.

La Policía reconoce que los propietarios de la finca no tienen nada que ver con la trata de personas y en todo momento han colaborado para esclarecer los hechos. Los propios empresarios se consideran estafados por la organización desarticulada, con la que había contratado de manera legal y por tres días los servicios de recogida de aceitunas en su finca.

La puntualización de la Policía Nacional se produce por la preocupación de los dueños de la finca de que se les pueda relacionar con la red de trata de ilegales. Los empresarios aseguran que la contratación de los trabajadores ha sido totalmente legal y que la Policía les ha reconocido y agradecido la colaboración prestada para el éxito de la operación.