septiembre 24, 2021
El tiempo
Sociedad

El Defensor del Pueblo andaluz investigará el brote de la residencia de Vitalia

El Defensor del Pueblo andaluz, Jesús Maeztu, ha incorporado a su queja de oficio sobre la situación de las residencias de mayores en Andalucía desde el inicio de la pandemia, una investigación específica por los últimos brotes por Covid en residencias de Alcalá de Guadaíra, Sevilla y Écija, en estos últimos casos, “con el lamentable suceso del fallecimiento de varias personas residentes”, según ha informado en una nota de prensa.

En el transcurso de esta queja de oficio sobre las residencias andaluzas, la institución andaluza ha ido ampliando su investigación a varios de estos centros específicos donde se han producido los casos más preocupantes, entre ellos, ahora, los últimos brotes detectados en residencias de Alcalá de Guadaíra, Sevilla y Écija.

En todos estos casos, ha solicitado a la administración autonómica información sobre los criterios aplicados para la detección diagnóstica de posibles contagios víricos del personal de dichos centros residenciales de mayores así como aquellos aspectos que ayuden a esclarecer y poner medidas para evitar que se reproduzcan estas situaciones.

Fruto de esta queja de oficio, el Defensor del Pueblo andaluz se ha dirigido a las consejerías de Salud y Familias, y de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, interesándose por las medidas específicas adoptadas para la salvaguarda de la salud de las personas mayores residentes en estos centros de Andalucía, cualquiera que sea su titularidad, frente al riesgo de contagio por Covid-19; concretando cuáles sean y desde cuándo se aplican, así como las actuaciones de coordinación entre ambas consejerías.

También ha mantenido reuniones con asociaciones de mayores y entidades sociales que trabajan en estas residencias y con gestores de algunos de estos centros y personal sanitario y prestadores de otros servicios de los mismos.

De la ingente información obtenida de estas fuentes diversas, el Defensor ha demandado “la imperiosa necesidad de extremar las precauciones y medidas de protección de las personas mayores que viven en residencias, como colectivo de especial vulnerabilidad por la limitación de sus capacidades y su exposición al contacto humano, al depender absolutamente del mismo para su supervivencia ordinaria”.

El Defensor del Pueblo andaluz ha hecho un llamamiento público ante el Parlamento de Andalucía, defendiendo la necesidad de priorizar “crear un sistema integral de atención a las personas mayores”. “Es preciso aplicar medidas preventivas de salud más rigurosas, intensas y sostenidas en el tiempo en los centros residenciales, tanto para las personas residentes como para el personal que presta servicio en los mismos”.

“Hay que alcanzar una economía de cuidados, con especial atención a la población de mayores, para comprender sus problemas de soledad, aislamiento… y dentro de ello, analizar que los mayores están todavía más solos fuera de su casa, en las residencias”, ha subrayado Maeztu.