septiembre 24, 2021
El tiempo
Sociedad

Inquilinos de las 91 viviendas subastadas llevan su protesta al pleno

Inquilinos de las 91 viviendas protegidas de la barriada de La Alcarrachela que han sido adquiridas por un fondo de inversión privado en la subasta de los activos por la liquidación de la empresa municipal Sedesa, tienen previsto concentrarse esta tarde ante el Palacio de Benamejí, a la hora en que se celebra el pleno de la corporación municipal.

Los vecinos y vecinas de estas viviendas están recogiendo firmas para pedir a la Junta de Andalucía que garantice la titularidad pública de sus viviendas, compradas por una entidad privada. Este lunes, a las seis de la tarde, la hora prevista para el comienzo la sesión plenaria ordinaria de julio, han convocado una concentración ante las puertas del pleno.

Los inquilinos de esta promoción de vivienda, personas en situación de vulnerabilidad, aseguran sentirse “abandonados después de 20 años” y se quejan de que “ninguno se quiere hacer cargo” de su problema. Además de la concentración de esta tarde y de la recogida de firmas, los vecinos han anunciado que recurrirán al Defensor del Pueblo Andaluz.

El pasado 9 de julio, estos vecinos acudieron al Parlamento de Andalucía a pedir “a la Junta que se haga cargo, que no nos abandone, que es lo único que tenemos, que somos trabajadores y hay quien no tiene ni un sueldo. Que hagan el favor de hacerse cargo de las viviendas, que no nos tengamos que ver como nos estamos viendo”.