julio 28, 2021
El tiempo
Política

Luz verde a la junta de compensación de la futura urbanización Royuela

El gobierno local de Écija ha aprobado en una sesión ordinaria de la junta de gobierno local las bases y estatutos de la Junta de Compensación del sector Royuela, con lo que abre la puerta a la elaboración y presentación del proyecto de desarrollo de esta zona de la ciudad.

Es el primer desarrollo urbanístico que se lleva a cabo en Écija desde 2008 y que supondrá la creación de un nuevo barrio entre la barriada de La Paz, las escuelas profesionales de la SAFA y el hospital de alta resolución de la ciudad.

El proyecto urbanístico, aprobado por el pleno del Ayuntamiento de Écija a finales del año pasado, diseña “una zona de expansión que contará con espacios educativos, ocio y viviendas que de manera directa e indirecta contribuirán al desarrollo de la ciudad”, ha dicho la portavoz del Gobierno local (PSOE), Rosa Pardal.

En Royuela se van a urbanizar más de 175.000 metros cuadrados donde, como está previsto en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) se levantará una zona residencial, deportiva, verde, comercial, educativa y sanitaria.

Según el Ayuntamiento de Écija, esto supone “la primera gran inversión en materia urbanística de la ciudad desde que se desarrollara la zona de La Alcarrachela”. La previsión municipal es que en estos terrenos la iniciativa privada construya 859 viviendas unifamiliares, adosadas y plurifamiliares, de las que 410 serán en régimen de protección oficial. También un parque periurbano alrededor del antiguo cauce del Argamasilla y otros espacios libres hasta sumar más de 46.000 metros cuadrados.

El sector se completará con suelo terciario (12.371 metros cuadrados) equipamiento docente (12.363 metros cuadrados), equipamiento comercial (2.060 metros cuadrados), sanitario (2.060), administrativo (2.060), más de dos kilómetros de carril bici y 527 plazas de aparcamiento en superficie, más 995 en las manzanas lucrativas.

El desarrollo está previsto en dos fases diferenciadas, la primera de desarrollo inmediato y supone una inversión de más de seis millones de euros.