junio 13, 2021
El tiempo
Sociedad

Aumenta la venta de tortas de aceite de San Martín de Porres durante la pandemia

La empresa de repostería San Marín de Porres, cuya planta industrial se encuentra en Écija, incrementó el año pasado un 23% las ventas de tortas de aceite hasta los 15,8 millones de unidades de consumo. Parte de este incremento se atribuye a los impulsos de consumo generados durante la pandemia del coronavirus.

Según un comunicado de la empresa, la torta de aceite es su producto estrella y representa un 72% del total de referencias vendidas en 2020, que han alcanzado los 22 millones de unidades. Estos productos suman un total de 730 toneladas, de las que las tortas de aceite representan el 60%.

“Mientras que el consumo nacional se ha reforzado en este último año en parte como resultado de las pautas de consumo generadas por la pandemia COVID, la exportación, sin embargo, se ha visto resentida”, señala el comunicado de la compañía, que señala que sus mercados regulares son los de Reino Unido, Alemania, Bélgica, Holanda, México y Estados Unidos.

San Martín de Porres nació en los años 60 del pasado siglo y es una empresa muy vinculada a la comarca de Écija. La empresa señala que el año pasado facturó alrededor de tres millones de euros y emplea a una media de 40 trabajadores, “con oscilaciones por campañas y semanas, de los que el 75% son mujeres del pueblo”.

El gerente de San Martín de Porres, Miguel Ángel Gutiérrez, explica que “buscamos nuevos consumidores para nuestras tortas de aceite y que se conviertan en consumidores habituales, necesitamos hacer nuevas propuestas de valor en torno a este producto”.

Además, y con el fin de alcanzar una mayor eficiencia energética, la empresa acaba de instalar paneles fotovoltaicos en la cubierta de la fábrica, ubicada en el Polígono La Campiña, una instalación que “redundará en un menor coste energético, y beneficiará al medio ambiente, ya que se evitará la emisión anual de 105 toneladas de CO2 a la atmósfera, el equivalente a plantar 3.364 árboles”.