octubre 19, 2021
El tiempo
Política

Ratifican la pena a cinco miembros del SAT por el asalto a un supermercado en Écija

La Audiencia Provincial de Sevilla ha ratificado la condena de seis meses de cárcel que el Juzgado de lo Penal número 2 impuso a cinco militantes del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), entre ellos su portavoz nacional, Óscar Reina, por el asalto a un supermercado de Écija el 7 de agosto de 2012.

En una sentencia firme dictada el pasado 15 de marzo a la que ha tenido acceso EFE, la Sección Tercera de la Audiencia sevillana desestima el recurso de apelación presentado por los afectados contra la sentencia inicial, fechada el 20 de febrero de 2020 y que es ratificada “íntegramente”.

La jueza de lo Penal consideró que el comportamiento de los acusados “fue dirigido más a favorecer y propiciar una situación de confusión que de violencia en sí”, de ahí que aplicase la pena mínima para el delito de robo con violencia e intimidación, por el que la Fiscalía y la cadena Mercadona habían pedido un año y medio de prisión.

La magistrada consideró probado que los acusados, dentro de “una importante campaña de movilizaciones y acciones sociales”, entraron en el Mercadona de la Avenida Blas Infante, en Écija, “con la intención de sustraer mercancía” e intentaron salir “sin pagar” tras cargar una veintena de carros.

Los condenados alegaron que la jueza no hizo ninguna referencia a que su plan era llevarse productos de primera necesidad “sin emplear en ningún momento la violencia”, y también defendieron que, de haber un delito, era hurto, pero la Sección Tercera respalda la calificación de la jueza y ratifica que “se apoderaron, en contra de la voluntad de su propietario, de bienes de ajena pertenencia mediante el empleo de violencia e intimidación”.

El portavoz nacional del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Óscar Reina, ha rechazado la sentencia que le condena a seis meses de cárcel junto a cuatro militantes del sindicato por robar en un supermercado, sosteniendo que no hicieron “nada malo”.

En sus redes sociales, Reina sostiene que se trató de “una acción simbólica, y por tanto ni vamos a reconocer ni nos vamos a conformar con la condena. No somos ladrones ni criminales, ni violentos, nadie roba a cara descubierta y llamando a la televisión”, señala, y anuncia recursos ante el Tribunal Constitucional “y después si no nos dan la razón, vendría el Tribunal Europeo de Derechos Humanos”.