abril 11, 2021
El tiempo
Política

Aprobado “por unanimidad” un expediente por la incidencia del benceno

El consejo de administración de la Agencia de Régimen Especial Ciclo Integral Aguas del Retortillo (ARE-CIAR), encargada del suministro de agua en la comarca de Écija por parte del Consorcio de Aguas, ha aprobado “por unanimidad” iniciar un expediente informativo destinado a aclarar las “responsabilidades” con relación a la incidencia surgida al ser detectados niveles de benceno por encima de los valores permitidos por la normativa en el agua suministrada.

Según ha informado la presidente de la entidad, Rosario Andújar, la junta general del Consorcio de Aguas y el consejo de administración de la ARE-CIAR abordaron este asunto, acordando este último órgano la apertura de dicho expediente informativo, con el voto a favor de todos los representantes, entre los que figuran alcaldes del PSOE, el PP e IU/Adelante.

“Ha sido aprobado por unanimidad”, ha dicho Andújar del expediente informativo, destinado, dice, a aclarar la concatenación de los hechos que han derivado en la incidencia y aclarar las posibles “responsabilidades”, incluyendo el papel de la nueva empresa suministradora del carbón activo que se usa en la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) de Écija, uno de los aspectos señalados con relación al origen del asunto.

La incidencia llevó a la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía a declarar no apta para el consumo humano el agua que se suministra en Arahal, Cañada Rosal, El Rubio, La Campana, Fuentes de Andalucía, Lantejuela, La Puebla de Cazalla, Marinaleda, Morón de la Frontera, Osuna, La Luisiana, Écija, Herrera, Paradas, Marchena y la ELA de Isla Redonda-Aceñuela, persistiendo la incidencia sólo en la última población.

Para hacer frente a la situación, han sido movilizados recursos para la distribución de agua en las localidades afectadas por la declaración del agua no apta para el consumo humano, mientras sí estaba permitido el uso del agua corriente para la higiene y la limpieza, aunque no para la cocina.