octubre 25, 2020
El tiempo
Sociedad

La Unión de Autónomos pide apoyo para las plazas de abastos ante el coronavirus

Ante la situación de excepción creada por el coronavirus, la Unión de Autónomos UATAE-Andalucía opina que los mercados de abastos son uno de los lugares convenientes para realizar las compras durante esta crisis, y pide a la administración local apoyo tanto fiscal y económico como sanitario.

Tras la declaración del estado de alarma para la gestión de la situación de crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19, los mercados de abastos se mantienen abiertos para facilitar el abastecimiento de la población, mediante la venta de productos alimenticios y de primera necesidad.

“Sin embargo, estos mercados precisan de apoyo para cumplir con sus compromisos con la ciudadanía”, sostiene UATAE en un comunicado de prensa. Ante esta situación extraordinaria, la Federación de Mercados de Abastos de Sevilla (FEMASE) ha señalado que el colectivo de comerciantes “comprende y comparte estas medidas por corresponsabilidad con toda la ciudadanía, pero ha alertado que hay muchos puestos que permanecen cerrados porque no ofrecen productos básicos y que los establecimientos abiertos  están viendo mermados sus ingresos y, por tanto, su capacidad de hacer frente a las obligaciones fiscales y tributarias”.

La Unión de Autónomos se hace eco de esta problemática y secunda a FEMASE y a FACOAN (Federación de Autónomos del Comercio de Andalucía) en sus peticiones, solicitando que el apoyo de la administración local a este colectivo se extienda a varios apartados. En el ámbito fiscal, se pide “la exención en el pago de las tasas municipales correspondientes, al menos por un período igual a la duración del estado de alarma”.

En el higiénico, se solicita la desinfección extraordinaria con motivo de la alerta sanitaria, “con mayor asiduidad de la que se viene desarrollando e incluyendo aquellos establecimientos que se encuentran en régimen de concesión”.

“También es necesaria la adopción de medidas especiales de vigilancia y seguridad, tanto en los accesos a los mercados municipales como para mantener la seguridad en los establecimientos cerrados, siendo necesario un control más exhaustivo, a través de la contratación de personal de vigilancia, incluyendo, igualmente, aquellos establecimientos que se encuentran en régimen de concesión”.

En opinión de los autónomos de los mercados, también es necesario que durante el período que se mantenga el estado de alarma se impulse una campaña publicitaria institucional, “para informar que los mercados de abastos se mantienen abiertos en su horario habitual y resaltando la total garantía del abastecimiento y calidad de los productos. Esta campaña habrá de retomarse cuando finalice esta situación excepcional, con el objetivo de sensibilizar de la conveniencia de apoyar esta fórmula comercial tan enraizada en la sociedad andaluza”.

Cuando finalice el confinamiento, la Unión de Autónomos opina que habrá de apoyarse al colectivo con incentivos económicos “y otras medidas como una mayor digitalización de los servicios y una mejora en los edificios municipales”.