octubre 31, 2020
El tiempo
Deportes

Rubén Pérez se reencuentra con Javier Aguirre

El astigitano vuelve a unir su camino al del técnico mexicano, que regresa a España con la misión de sacar al Leganés de la zona baja de la clasificación de LaLiga, misión para la que necesitará del talento del futbolista pepinero.

El tercer cambio de entrenador del Leganés esta temporada ha permitido que el jugador Rubén Pérez, nacido en Écija, se reencuentre con uno de sus primeros entrenadores como profesional, Javier Aguirre, con el que coincidió en su etapa en el Atlético de Madrid.

Antes de, entre otras cosas, salir cedido al Real Betis desde el conjunto colchonero, el centrocampista estuvo a las órdenes del Vasco, lo que les servirá a ambos para comenzar a trazar una línea de trabajo que ayude al club a salir de la mala situación en la que se encuentra.

El desastre de la campaña que está realizando el conjunto pepinero hasta el momento ha obligado a la directiva a tener que cambiar de entrenador en dos ocasiones en lo que va de temporada, por lo que el mexicano es el tercero que llega. Mauricio Pellegrino tuvo la confianza del club, algo que no ocurrió con Luis Cembranos, cuya derrota por 5-0 en el Santiago Bernabéu fue excesiva.

Cierto es que fue el Real Madrid el que le endosó esa goleada, un equipo que peleará por el título junto con el FC Barcelona y el Atlético de Madrid, si todo sigue como hasta ahora. De hecho, los blancos han empezado la temporada muy parejos con los catalanes y los rojiblancos, lo que les permite ser uno de los favoritos según las apuestas de LaLiga Santander en Betway, casa de apuestas que ofrece una cuota de 3,25, a 11 de noviembre del 2019, si los merengues levantan el trofeo de campeón este curso. De ahí que fuera entendible, en cierta manera, que un equipo con ese potencial ofensivo como el Madrid y con un objetivo claramente diferente al Leganés pasara por encima del cuadro pepinero de un amanera tan contundente.

Pero ahora, ya con Aguirre al mando, el club espera que los resultados vayan llegando y que jugadores como Rubén Pérez vuelvan a brillar. Primero tiene que recuperarse de una lesión que debería de haber superado en diciembre según AS. El ecijano es uno de los futbolistas experimentados en la plantilla y por lo tanto uno de los que tiene que mostrar el camino de la salvación a sus compañeros.

Rubén Pérez llegó al club madrileño en el 2016 y desde ese mismo momento se convirtió en una pieza básica para los esquemas de todos los técnicos que han pasado por Butarque. 30 partidos en la primera temporada y 31 en la segunda y en la tercera demuestran la regularidad de un fijo que casi siempre ha disputado los choques como titular.

De esta forma se ha ganado el derecho a ser una de las voces más escuchadas del vestuario del Leganés, lo que ayudará precisamente a que Aguirre entre con buen pie y la plantilla esté con él a muerte desde el principio. En la misma situación se encuentra el Pichu Cuéllar, que también coincidió con el mexicano en el Atleti, como podemos comprobar en un artículo de investigación de La Vanguardia.

Por todo esto, Rubén Pérez es una de las claves para el rendimiento del Leganés, un futbolista que siempre ha sido muy aplaudido desde su llegada por su compromiso y actitud sobre el campo y de ahí que sea importante su vuelta para que Javier Aguirre pueda encontrar el equilibrio en un equipo cuyo objetivo esta campaña será la salvación. Así se ha convertido en uno de los deportistas más carismáticos en Écija, donde en los últimos años el atleta David Palacio ha copado gran parte del protagonismo de esta sección.

En definitiva, Rubén Pérez, ese jugador ecijano tan cercano con la prensa local desde hace años, se convirtió en una pieza fundamental para el Leganés. Ahora el cuadro pepinero le está echando de menos sobre el terreno de juego debido a una lesión de rodilla desde octubre, pero al menos está sirviendo para introducir y ayudar a la incorporación a la entidad de su nuevo entrenador, Aguirre, un técnico que ya conocía de su pasado atlético.

FOTO: infobiwenger.com