agosto 19, 2019
El tiempo
Comarca Sociedad

La Luisiana y Cañada Rosal también anuncian movilizaciones por la falta de médicos

La denuncia del alcalde de Fuentes de Andalucía, Francisco J. Martínez (NIVA), de recortes en la atención médica en la Campiña y el anuncio de movilizaciones si no se solucionan, ha encontrado eco en la alcaldesa de La Luisiana y El Campillo, María del Valle Espinosa, de Unión Local La Luisiana y El Campillo (ULLYC) y en el regidor de Cañada Rosal, Rodrigo Rodríguez Hans (PSOE).

Ambos también anuncian protestas si no se soluciona la falta de médicos en atención primaria en sus pueblos. Así, Espinosa denuncia que la falta de facultativos se nota este verano sobre todo en el centro médico de El Campillo, con solamente un médico para atender a unos 1.200 habitantes una hora al día.

“Está siendo reiterativo durante meses que el médico está de diez a once en El Campillo”, relata a SER Andalucía Centro la alcaldesa de La Luisiana-El Campillo, para quien es evidente que los vecinos y vecinas “están mal atendidos, y la única solución es que se vengan al centro de salud de La Luisiana, que también tiene muchas restricciones en cuanto a médicos”, denuncia.

Como solución desde el Área Sanitaria de Osuna se ha desplazado a personal sanitario de Fuentes de Andalucía los jueves y viernes, para atender a los vecinos y vecinas de El Campillo y evitar el cierre del centro médico en agosto, una medida que ha provocado la protesta del Ayuntamiento fontaniego.

Lo denuncia igualmente Mª Valle Espinosa. “La única solución que vieron fue llamar a personal de Fuentes y cubrirnos dos días, jueves y viernes; es algo que denunciamos porque no es justo, hay servicios que se tienen que mantener sí o sí”, reclama la regidora luisianera, que anuncia que “si esto se alarga en el tiempo, evidentemente vamos a protestar, ya veremos si haciendo una manifestación o si tenemos que ir ante la Consejería de Salud, pero iremos a protestar, evidentemente”.

La gerencia del Área Sanitaria de Osuna ha explicado a la alcaldesa de La Luisiana que está tomando medidas ante la falta de médicos de atención primaria, con contratos más largos e incentivos a los profesionales de las zonas rurales de difícil cobertura.

También faltan médicos en Cañada Rosal. Su alcalde, el socialista Rodríguez Hans, denuncia que “de tres médicos en Cañada Rosal nos quedamos en estos días con uno y en algunos días con horario muy reducido, recortando también el horario varias horas por la mañana”.

“La atención médica en nuestro pueblo es muy mala, deja mucho que desear”, proclama Rodríguez Hans, y avisa que “desde el Ayuntamiento exigimos a la Junta de Andalucía que reponga en sus puestos a los médicos. Sabemos que puede haber inconvenientes pero hay que buscar soluciones”, pide.

El regidor asegura que ha pedido formalmente una reunión con la Gerencia Sanitaria de Osuna para abordar el problema y una cita con el gerente del Área Sanitaria, sin obtener respuesta.