octubre 23, 2019
El tiempo
Sociedad

El Estado limpiará cauces y arroyos afectados por las riadas de octubre

El de Écija es uno de los términos municipales de la provincia de Sevilla en que está previsto llevar a cabo actuaciones en el plan de limpieza de cauces y arroyos. En total, se actuará en medio centenar de municipios, en unas tareas a las que se van a destinar 5,2 millones de euros.

Estas tareas de limpieza de cauces y arroyos se llevan a cabo “tras siete años en los que no se había hecho nada”, tal y como ha señalado el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Carlos Toscano, el cual ha estado acompañado por el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), Joaquín Páez, y el vicepresidente de la Diputación Provincial, Francisco Toajas.

En un comunicado, la Subdelegación del Gobierno ha señalado que, este plan, que se ejecutará en un plazo de seis meses, supone la mayor inversión realizada por la CHG en materia de conservación y mantenimiento de cauces desde la devolución de las competencias de la gestión de la Cuenca del Guadalquivir al Estado.

Sobre este importante esfuerzo inversor del Gobierno de España, Carlos Toscano ha destacado la “disposición y sensibilidad del organismo para favorecer la ejecución de estas actuaciones, especialmente en los municipios afectados por el temporal del pasado octubre, que provocó importantes daños en tramos de carreteras y afecciones a infraestructuras de defensa de márgenes, entre otros deterioros”.

“Con estas actuaciones, lo que se pretende es que, cuando lleguen las próximas lluvias, todos los cauces de estos ríos y arroyos se encuentren en las mejores condiciones posibles”, explica Toscano, agregando que “con esto, el Gobierno de España cumple además con el compromiso que adquirió en 2018 tras las inundaciones que se registraron en otoño para que se procediera a una limpieza general de las zonas que resultaron más afectadas”.

Las actuaciones establecen dos tipos de trabajos. Por un lado, tareas de retirada de tapones y acumulaciones de restos vegetales en el cauce, la retirada de residuos que puedan provocar la disminución de la capacidad de desagüe de los canales y la reparación de las márgenes erosionadas y la estabilización de los puntos más sensibles.

Por otro lado, la CHG dará cumplimiento al Plan de Gestión de Riesgo de Inundación (PGRI) de la demarcación del Guadalquivir a través de las labores de conservación y mejora de los cauces de la provincia. Entre ellas, destacan los trabajos de restauración fluvial, para que estos ríos y arroyos dispongan del espacio necesario para asegurar su buen funcionamiento en el transcurso de una avenida; la mejora de la estructura de la vegetación de ribera; y las obras para asegurar la capacidad hidráulica de los cauces que han visto reducida su sección por la excesiva vegetación o por las presiones a las que están sometidos.