septiembre 22, 2019
El tiempo
Política

El Gobierno local acusa a ASADE de “mala fe” en el recurso del contrato de la Dependencia

El Ayuntamiento de Écija ha rechazado el recurso presentado por la patronal de entidades de ayuda a domicilio contra el concurso para adjudicar el servicio de atención domiciliaria de la Ley de Dependencia. El Gobierno local acusa a esta entidad de actuar de mala fe y querer subir los precios del servicio.

La Asociación Estatal de Entidades de Servicios de Atención a Domicilio (ASADE) recurrió ante el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales de la Junta de Andalucía (TARCJA), el contrato de la Ley de Dependencia de Écija, al entender que vulnera la normativa de contratos públicos.

ASADE considera que en el pliego de condiciones del concurso que ha adjudicado el servicio presenta cuestiones que “podrían ser contrarias y transgredir la normativa de contratación”, por lo que solicita su rectificación.

El alcalde de Écija, David García Ostos, sostiene que hay “un fraude de ley increíble” en el recurso de ASADE ante el Tribunal Administrativo de Recursos Contractuales. “Aquí el problema es que hay un fraude de ley increíble, porque el TARCJA se crea para que no se colapsen los juzgados con alegaciones e historias y resulta que colapsan el TARCJA”, opina.

Para el regidor, “la clave de esto es que en cuanto condenaran en costas en el TARCJA se acabo todo esto. Yo creo que la patronal está haciendo un fraude de ley increíble”, insiste, “y además de mala fe, porque si creía que el pliego no era bueno, lo podría haber hecho durante el proceso o previo”.

ASADE considera fundamentalmente que el pliego de condiciones elaborado por el Ayuntamiento de Écija no desglosa los costes directos e indirectos del servicio ni contempla el coste real del mismo ni explica cómo se han calculado los costes directos, por lo que, en su opinión, el concurso “vulnera entre otros los principios de transparencia, pues no se permite a los licitadores disponer de información adecuada para presentar sus ofertas”.

El Gobierno local de Écija reduce la cuestión a un interés por la patronal del sector de subir el precio del servicio, que viene fijado por la administración autonómica, y confía que el recurso ante el TARCJA no prospere”.