marzo 25, 2019
El tiempo
Cultura

Dos nuevas marchas procesionales para la Semana Santa de Écija

La Virgen de las Lágrimas y el Cristo del Confalón han servido de inspiración al compositor ecijano Jacinto Manuel Rojas Guisado para confeccionar dos nuevas marchas procesionales para la Semana Santa de Écija.

Según el autor se trata de “dos marchas de carácter clásico y solemne”. ‘María en sus lágrimas’, con una duración de cerca de siete minutos, es “una pieza compuesta en modo menor en que predomina en sus melodías los tresillos de negras que hace que la pieza parezca un dulce vals”, que “junto al acompañamiento de arpegios de las flautas y el elegante andar del palio de las Lágrimas hará que todo ello se fusione en una hermosa coyuntura”.

La marcha se divide en tres temas principales, “uno para cada titular de la hermandad a la que está dedicada (la del Cristo Cautivo y Nuestra Señora de las Lágrimas)”, explica Rojas Guisado. “El primero al Señor de la Entrada en Jerusalén, el segundo más solemne a Jesús Cautivo y el tercero mucho más melódico con un hermoso contrapunto final a la Virgen de las Lágrimas”.

La marcha ‘Cristo de Confalón’ es más corta (menos de cinco minutos) y en ella “resaltan los metales,  bien con llamadas al principio de la marcha o bien con contrapuntos de trompetas y trombones en el primer tema de la marcha”.

En esta entran en escena instrumentos atípicos de la marcha procesional para completar el trasfondo de la pieza musical, “instrumentos como el ‘látigo’ evocando a los azotes que recibió Jesús y que al mismo tiempo es imagen titular también de la hermandad a la que está dedicada, el papel de ‘palo de lluvia’ en alusión a las rogativas por la lluvia que se han celebrado en Écija ocasionalmente bajo el amparo de la Imagen a la cual se dedica la marcha y el papel de guitarra punteando la primera melodía”, apuntes con que el autor asegurar haber querido resaltar “la hermosa confraternidad que existe en la ciudad entre las dos hermandades que procesionan en la tarde del Jueves Santo, la del Confalón y la de los Gitanos”.