diciembre 7, 2019
El tiempo
Política

Luz verde de Medio Ambiente al nuevo ramal Écija-Osuna del Plan Écija

La Dirección General de Biodiversidad y Calidad Ambiental ha resuelto que no es necesaria una evaluación ambiental del proyecto de mejora del eje Écija-Osuna que proyecta el Consorcio de Abastecimiento de Agua Plan Écija. Sí que pide que se informe de las especies que anidan en la comarca de la Campiña afectada por las obras.

La resolución, publicada en el Boletín Oficial del Estado (BOE) del pasado 15 de agosto, deja vía libre a las obras para construir el nuevo ramal de abastecimiento y suministro de agua en alta del Consorcio, apuntando que “no se prevén efectos adversos significativos sobre el medio ambiente, siempre y cuando se cumplan las medidas y condiciones establecidas en el documento ambiental y en la presente resolución”.

La evaluación ambiental para el proyecto del nuevo ramal fue solicitada el 27 de abril de 2017 por la Dirección General del Agua, para la mejora del sistema de abastecimiento en alta del Plan Écija, que presta servicio a través de dos ejes: el de Écija-Montepalacio y el eje Écija-Osuna. La justificación de la mejora del segundo está en la sustitución el trazado actual a fin de suministrar el caudal adecuado a la demanda existente en los municipios de Écija, Lantejuela, Osuna, La Puebla de Cazalla, El Rubio, Marinaleda, Herrera y la Entidad Local Autónoma de Isla Redonda-La Aceñuela.

El proyecto consiste en una red de tuberías de diámetros comprendidos entre 80 y 600 mm, con una longitud total de 127,691 km, así como las correspondientes arquetas de válvulas, aireación y desagüe. Además se propone la ejecución de tres depósitos reguladores (Palomarejo, Farfana III y Don Blas-2), dos nuevas estaciones de bombeo (Osuna-1 y Herrera) y la mejora de la estación de bombeo existente (Osuna-3).

El promotor es la Sociedad Estatal Aguas de las Cuencas de España (ACUAES), mientras que el órgano sustantivo del proyecto le corresponde a la Dirección General del Agua, del Ministerio para la Transición Ecológica.

En septiembre del año pasado, la Subdirección General de Evaluación Ambiental inició la fase de consultas a las administraciones públicas afectadas y a las personas interesadas en relación al proyecto. El contenido ambiental más significativo de las respuestas a las consultas realizadas es en relación a los espacios protegidos y en relación a los objetivos de conservación de los hábitats y especies que motivaron la declaración de Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) en las Campiñas de Sevilla, Río Corbones y Complejo Endorreico de La Lantejuela.

“Con el fin de asegurar que la actuación sea compatible con los objetivos específicos de conservación de la ZEPA”, pide la resolución, “la realización de un inventario de fauna, nidadas y madrigueras incluidas” de las especies que anidan en la zona afectada por la obra.