noviembre 17, 2018
El tiempo
Política

Sindicatos policiales se quejan del poco caso que les hace el Gobierno

Las centrales sindicales de la Policía Local de Écija, CSI-F, Sip-An y Sppme-A, se quejan de que el Gobierno local (PSOE) no atiende las quejas que tramitan los agentes municipales y que plantean los vecinos y vecinas de la ciudad. Aseguran que el equipo de gobierno no atiende las deficiencias en barriadas que los policías ponen en su conocimiento.

Afirman los sindicatos policiales que el Gobierno local “no hace caso a las carencias, dificultades e inquietudes existentes en las distintas barriadas y zonas de la ciudad, las cuales se le hace llegar por medio de los partes de servicio e informes realizados por Policía Local”, lo que supone que el servicio policial sea “poco operativo y eficaz”.

Los sindicatos dicen que el equipo de gobierno “mantiene un contacto permanente con los ciudadanos a través de los servicios que Policía Local realiza en los diferentes barrios de la ciudad, siendo los propios agentes interlocutores válidos entre asociaciones de vecinos, presidentes de estas y el Ayuntamiento, a fin de que el equipo de gobierno tenga conocimiento de primera mano de las necesidades, inquietudes y demandas de los vecinos de las distintas barriadas”.

“Pero el Ayuntamiento no las soluciona o lo hacen a medias y a destiempo, dando como resultado del trabajo policial otra anotación más en el parte de servicio o informe”, se quejan los sindicatos, que acusan al Gobierno local de “hacer caso omiso al trabajo policial, comprobando los propios agentes como comunicar cualquier deficiencia en Línea Verde, resulta más efectivo que un informe emitido por Policía Local al Ayuntamiento”.

Entre las deficiencias que los policías aseguran haber dirigido por escrito al equipo de gobierno y que aún no se han atendido destacan la falta de papeleras y limpieza de estas, pasos de peatones despintados, aceras con el firme levantado “provocando caídas sobre todo de personas mayores”, calzadas en mal estado y con  socavones, parques y jardines con suciedad y escaso mantenimiento, vigas de hierro en medio de la calzada o en rotondas, señales verticales de aparcamiento que no cumplen la normativa vigente, o son contrarias a la misma, y barreras arquitectónicas para personas con movilidad reducida.