julio 21, 2018
El tiempo
Sociedad

Educación dice que el proceso de escolarización dura hasta septiembre

La Consejería de Educación afirma que el hecho de que haya escolares que tengan que esperar a septiembre para matricularse en primero de Bachillerato es algo normal, en relación a los nueve escolares de Écija que no se han podido matricular todavía por la falta de plazas en el IES Vélez de Guevara de Écija.

Señalan fuentes de la delegación territorial de Educación en Sevilla que el proceso de escolarización sigue abierto hasta septiembre, un mes en el que “también se hacen exámenes” y en el que no es inhabitual que haya alumnos y alumnas que reservaron su matrícula en su centro de referencia y que luego optaron por estudiar Formación Profesional (FP) en lugar de Bachillerato.

Esa opción deja abierta la posibilidad a que los nueve escolares que se han quedado sin plaza la tengan en septiembre al quedar libres las de los que se matriculan en FP. De este modo, y según Educación, la reubicación de los nueve alumnos y alumnas que no tiene un centro de estudios asignado se resuelve en función de la certificación de matriculas en septiembre.

“Entrarán todos sin problemas”, enfatizan desde la Consejería de Educación, que también afirma que las unidades de Bachillerato se crean según la natalidad del municipio y los alumnos de 4º de secundaria de cada IES, por lo que la unidad suprimida en el IES Vélez de Guevara “a lo mejor no hacía falta”.

Por su parte, las madres y padres de los alumnos afectados han iniciado una recogida de firmas en la plataforma online change.org para dirigir una petición dirigida a Junta de Andalucía, Consejería de Educación y Ayuntamiento de Écija para que mantenga la tercera unidad escolar en el IES Vélez de Guevara tal y como se pidió en la comisión de escolarización del pasado mes de marzo.

Las personas afectadas consideran “una auténtica barbaridad” el aumento de las ratios hasta cerca de 40 alumnos por clase – el límite legal es de 35 – porque a su juicio supondría “que la calidad de enseñanza y la atención del profesorado bajaría considerablemente, con el agravante que está en juego el futuro profesional del alumnado, según resultados de selectividad y notas necesarias para acceder a las carreras universitarias”. En apenas 24 horas, la petición superó las 1.200 firmas de adhesión.