agosto 18, 2019
El tiempo
Sociedad

La Policía no ve relación entre los calcetines robados y la Cabalgata

La Policía Nacional ha descartado que los calcetines robados en Écija el 4 de enero hayan sido distribuidos en la Cabalgata de Reyes Magos de la ciudad, como había denunciado un particular, fabricante textil de la localidad. La investigación del robo sigue abierta.

A la vista de las comparecencias de las asociaciones que participaron en la Cabalgata de Écija se deduce que no hay relación entre las dos partidas de calcetines, según la Policía. La que fue sustraída el 4 de enero fue adquirida en Mataró (Barcelona), mientras que la que distribuyeron algunas carrozas de la Cabalgata de Reyes Magos la compraron en Murcia.

“Por lo tanto, tenemos una que es la presuntamente robada y otra la que se distribuye en la Cabalgata, que no tienen nada que ver entre sí, se trata de dos partidas compradas en lugares distintos”, resume la Policía Nacional, que explica que “sigue abierta la investigación en lo que se refiere al presunto robo” de los calcetines en una nave de un polígono industrial de Écija.

Las asociaciones que participaron en la Cabalgata de Reyes Magos han aportado documentación de la compra del material regalado en el desfile, para certificar su procedencia legal. El Ayuntamiento de Écija, por su parte, ha aplaudido el trabajo de todos los colectivos implicados en el desfile, en el que “las cosas que se han repartido son fruto del esfuerzo y la implicación de todos y cada uno de los colectivos participantes”.

“El Ayuntamiento de Écija no ha comprado nada, y, si lo hubiera hecho, tendría lógicamente su procedencia legal y factura”, señala el portavoz municipal del PSOE, José Antonio Rodríguez, “y entendemos que el resto de colectivos han obrado de igual manera”.

El pasado 6 de enero, un fabricante textil jubilado, Sebastián Beltrán, denunció el robo de una partida de 183.000 pares de calcetines adquiridos tres semanas antes y aseguró que los mismos los estaban arrojando en la Cabalgata de Écija “ante miles de personas”, mostrándose seguro de que eran las mismas prendas que le fueron robadas.