diciembre 10, 2019
El tiempo
Sociedad

La Frater señala las barreras arquitectónicas que hay en Écija

Como viene siendo habitual, la Asociación de Personas con Discapacidad de Écija, Frater San Pablo, celebra el Día Internacional de la Discapacidad con la marcha ‘Por una ciudad sin barreras’, una actividad reivindicativa con la que pretende concienciar en la necesidad de eliminar barreras arquitectónicas en Écija.

En esta ocasión, miembros de la Frater, junto con colaboradores y amigos, han llevado su reivindicación al centro de Écija. Varias personas han recorrido la calle Cintería y la Avenida Miguel de Cervantes, entre otras, señalando con pegatinas los comercios cuya entrada no está adaptada para el acceso de personas con movilidad reducida.

La marcha ha ido señalando los puntos en que hay barreras urbanísticas que una persona con discapacidad no puede salvar, principalmente escalones en los accesos a tiendas o bares y bordillos de las aceras en que no hay rampas para quienes se desplazan en sillas de ruedas.

Los usuarios de La Frater denuncian que siguen encontrándose cada día como numerosas barreras arquitectónicas en Écija. “Hay aceras sin rebaje o con rebajes mal hechos”, señalan, “con rampas de entrada y salida que no cumplen la normativa al efecto”. El mismo problema se encuentran en tiendas, bares o locales de copas. Incluso en edificios públicos a los que no pueden acceder por el infranqueable obstáculo que supone para ellos un simple bordillo.

La intención de esta acción en sensibilizar a la opinión pública en la carrera de obstáculos que supone para las personas con movilidad reducida el pasear o simplemente circular por las calles de Écija. “Queremos llamar la atención para que se vayan poniendo soluciones y que se conozca que existen comercios que hoy en día todavía no están adaptados para nuestros usuarios”, resume La Frater.