enero 19, 2022
El tiempo
Sociedad

El Arzobispado reconoce no poder evitar el cierre de las Teresas

El Arzobispado de Sevilla ha respondido a la petición de Amigos de Écija para mediar en el polémico traslado de las monjas carmelitas de las Teresas reconociendo que “la Archidiócesis nada puede hacer”, ya que “desde el principio ha sido excluida”.

En una misiva firmada por el Arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, la Diócesis asegura conocer “en todos sus detalles” el problema de la mudanza de las monjas de las Teresas, que abandonaron en marzo el céntrico convento de San José llevándose, según Amigos de Écija, numerosos enseres.

Aunque se pone a disposición de la entidad conservacionista, el Arzobispo advierte que “la Diócesis poco tiene que decir al respecto puesto que desde el principio ha sido excluida, no de los trámites previos, que vienen de muy lejos, para evitar el cierre de dicho convento, aspecto este por el que hemos luchado denodadamente, sino de los acontecimientos que ustedes lamentan”.

“De todas formas, les advierto que la Archidiócesis nada puede hacer”, zanja Monseñor Asenjo, en relación a la falta de competencias judiciales del Arzobispado para reclamar la restitución de los enseres y documentos que, según Amigos de Écija, habrían salido del convento ecijano de las Teresas.

La asociación cultural ecijana había pedido al Arzobispado que mediara para evitar la salida de bienes muebles del convento. Según el vicepresidente de Amigos de Écija, Juan Méndez Varo, las monjas no sólo se habrían llevado al mudarse bienes muebles, enseres y obras de arte, sino también todo el archivo documental del convento.