enero 25, 2022
El tiempo
Sociedad

Lista para abrir al tráfico la remodelada Miguel de Cervantes

La Avenida Miguel de Cervantes estrena pavimento antes de lo previsto. Las obras de remodelación de la principal arteria comercial y vía de entrada al centro de la ciudad están prácticamente ejecutadas y sólo hace falta el visto bueno de los técnicos municipales para que el tráfico vuelva a circular por la avenida.

Las obras, financiadas con cargo al Plan Supera de la Diputación de Sevilla, han consistido en el cambio del pavimento y la ordenación de aparcamientos en la extensa avenida, que pasan de estar en paralelo a colocarse en batería. En total, se ha actuado en 1.774 metros cuadrados de pavimento, de los que la mayor parte, 1.475 metros, son de adoquines y el resto, prácticamente 300 metros, de solería, aceras y bordillos.

El presupuesto de ejecución es de 186.681,86 euros, un 22,22% menos del presupuesto de licitación, que superaba los 240.000 euros. Los más de 53.000 euros de ahorro por esa bajada del coste se están empleando en adecentar el firme de otra calle del centro, Jesús Sin Soga, una obra que se ejecuta a marchas forzadas porque tiene que estar terminada antes de la Semana Santa.

“El piso estaba absolutamente destrozado, la avenida era un puro bache”, afirma de forma gráfica el concejal de Urbanismo, Rafael Serrano (PP), para explicar la obra, que ha permitido colocar un nuevo firme “y también reordenar un poco el tráfico y conseguir más aparcamientos”. En total, se han ganado 49 plazas de aparcamiento entre la rotonda de Miguel de Cervantes y la entrada a la Plaza de Europa.

Según José Luis Peralbo, gerente de la empresa contratista, la ecijana Easy 2000, con esta ordenación de aparcamientos “se evita la doble fila”. “La obra quedará terminada esta semana, con dos de adelanto sobre lo previsto, y quedarán los quince días de asentamiento para que esté operativa”, calcula Peralbo, que señala que desde que en el mes que ha durado la obra se ha dado empleo a una docena de personas.

La remodelación de la avenida se extenderá con el Pfoea en el tramo que queda pendiente hasta el cruce con la Avenida de Andalucía, con lo que finalmente se arreglará el pavimento de la calle entre las glorietas de Cervantes y de Andalucía, “porque el firme está en mal estado”, adelanta el concejal de Urbanismo.

Por su parte, el alcalde de Écija, el también popular Ricardo Gil-Toresano, ha pedido “disculpas a los comerciantes de la zona, que han sufrido la obra en sus negocios, pero técnicamente no era posible mantener la obra con el tráfico abierto”. “Para hacer una tortilla hay que romper los huevos y, además, los plazos para la obra nos venían dados por ley”, explica el regidor, que segura que los comerciantes y vecinos “estarán mucho más contentos con cómo queda la zona en general, mejor para el tráfico y mucho más presentable”.