diciembre 5, 2021
El tiempo
Sociedad

Écija corona al mejor experto en cócteles de Andalucía y Algarve

Una veintena de bármanes de España y Portugal ha participado en el II Concurso de Coctelería Ciudad de Écija, que se ha celebrado en el Casino de Artesanos de la localidad y que ha terminado con una barra libre de degustación de combinados tanto con alcohol como sin alcohol.

Dos representantes del gremio a nivel local, Pilar Romero Hidalgo y Juan Mª Cano Osuna, han quedado en segundo y tercer lugar, respectivamente. El primero puesto ha sido para el portugués Rui Gonçalves. Además, paralelo al certamen de cócteles, se ha celebrado otro para elegir al mejor barman preparando ‘gin-tonics’, un premio que ha sido para Javier Pablo Berbecho.

El concurso es una iniciativa de la Asociación Barman Andalucía Occidental y, en concreto, del ecijano José Pardal, verdadera ‘alma mater’ del proyecto, que busca promocionar a los profesionales que existen en Écija dentro del mundo de la coctelería.

José Pardal afirma sentirse “muy contento con los barman de aquí, hay cinco o seis y varias caras nuevas, algunos de los cuales están preparadísimos para competir en otros concursos, no en vano el primer campeonato de Andalucía nos lo trajimos para Écija”.

Entre los veinte participantes de este año ha habido cordobeses, gaditanos, sevillanos, jiennenses y seis portugueses del Algarve. El concurso ha consistido en que cada barman ha preparado cinco cócteles, cuatro para los jurados y uno para una mesa de exposición. Cada uno ha sido examinado por dos jurados y ha recibido dos puntuaciones distintas.

Un jurado de observadores evalúa la técnica del barman, en la misma mesa, justo a su lado, mirando todos los defectos y las virtudes del concursante y valorando su destreza. Otro jurado, formado por cuatro personas que se sientan frente a los concursantes, se encarga de puntuar el sabor, aroma y presentación y decoración del cóctel.

“Cada cosa lleva su puntuación, se puntúa lo que se hace y cómo se hace”, resume Pardal, que explica que “también influye la presencia, la limpieza en general del barman, la vestimenta, el aseo propio y el que muestra en cómo trabaja y la manipulación de todos los elementos”.

Esa puntuación se hace a la vista de todo el mundo, “cara al público y, para evitar suspicacias, la máxima puntuación es nula”, con lo que sólo se suman tres puntuaciones “y se evita que algún miembro del jurado, por amistad o afinidad con un concursante, le otorgue una puntuación muy alta”, explica el promotor de esta fiesta local de la coctelería.