noviembre 28, 2021
El tiempo
Cultura

Un San Juan Bautista ecijano para una hermandad mexicana

El imaginero ecijano Francis Arredondo ha realizado una cabeza degollada de San Juan Bautista para la hermandad de la Procesión del Silencio de Metepec (México). La obra ha estado expuesta en esa ciudad el pasado mes de agosto para conmemorar la muerte del santo.

El San Juan Bautista decapitado de Arredondo es una terracota policromada al óleo que ilustra el regalo de Herodes a Herodías, que le reclamó la cabeza del Bautista, preso por el tetrarca. La cabeza cortada descansa en una bandeja de plata.

Según el escultor, la hermandad de Procesión del Silencio de Metepec contactó con él porque vio una cabeza de San Juan “que hice para Málaga, y como su titular es San Juan Bautista Mártir, me propusieron una cabeza del santo en barro para su hermandad”.

“Les mandé presupuesto y un pequeño boceto”, señala Arredondo. “Tenían muy claro que querían que fuese una cabeza con abundante sangre”, una petición que se observa cumplida en la fotografía. El imaginero ecijano trabaja en otro encargo para la hermandad mexicana, “un Cristo yacente”, del que ya ha enviado un boceto.