diciembre 9, 2019
El tiempo
20 Líneas

Las mechas de Castilla

De todos los universos cuánticos posibles nos ha tenido que tocar este. Una dimensión en la que un avión desaparece sin dejar rastro, Jordi Pujol evade dinero a espuertas mientras clamaba que “Espanya ens roba”, Écija es un parque temático del XVIII con aceras sucias y nuestros capitulares hacen palmas ante la idea de poder subir y bajar banderas en una rotonda según toque.

Me imagino a un concejal de cada partido repasando la agenda para anticipar cada día y preparar el trapo de colores correspondiente. Claro que hay formas más divertidas de gastar el dinero público. Por ejemplo, en pagar a la Guardia Civil para que intervenga los teléfonos de la UGT y nos enteremos de las sesudas declaraciones de Carmen Castilla.

Se quejaba la secretaria general del sindicato investigado de que la prensa la compara con la presidenta de la Junta, Susana Díaz. “Tiene cojones, con lo fea que es…”, opina Carmen Castilla, a la que se ve que le preocupan mucho determinadas comparaciones. Mejor dicho, parece que lo que más le preocupa es todo lo que tiene que ver con su físico, que para algo ya dejó claro que ella es rubia y se paga sus mechas.

             No sé, pero se me antoja que a Carmen Castilla se le queda pequeña la UGT de Andalucía. Debería asumir su fracaso para enfocar nuevas perspectivas del sindicalismo y dar el salto definitivo y presentar un programa de televisión. Su lugar está bajo los focos, luciéndose. Yo la veo sustituyendo a Mariló Montero como gran diva de las mañanas de la TVE. Estoy seguro de que nadie notaría la diferencia.