octubre 21, 2021
El tiempo
Sociedad

Protesta de los trabajadores del ‘+34’ por el impago de sus salarios

Una veintena de personas, empleadas en labores de mantenimiento del plan de empleo de la Diputación, el ‘Plan +34’, han reclamado el pago de sus salarios en la empresa de Desarrollo, Sedesa. Afirman que solo han cobrado cinco días desde que empezaron a trabajar a finales de mayo.

Los trabajadores han reclamado por este retraso en el pago de sus salarios y se han quejado de que no reciben una respuesta oficial al problema, sino simples evasivas y afirman que, desde Sedesa, se les ha remitido a la empresa de recaudación tributaria.

“Han dejado de pagarnos a los que más necesidad tenemos de un salario”, se quejaban algunos de los afectados. El Programa Extraordinario de Urgencia Social Municipal de la Diputación de Sevilla, conocido como ‘Plan +34’, está dirigido a contratar a personas en riesgo de exclusión social.

El último aprobado destina a Écija 209.340 euros a este objetivo, de los que 34.890 los aporta el consistorio y 174.450 euros es la parte de la Diputación Provincial de Sevilla. En el pago de la parte que corresponde a Diputación estaría el problema del retaso en el cobro de las nóminas, según diversas fuentes.

Según el Ayuntamiento de Écija, la Diputación se ha cobrado 100.000 euros que debe el consistorio desde 1993 del dinero que debe aportar al ‘+34’, lo que ha impedido el pago a los trabajadores, unas 70 personas contratadas por obras y servicios.

El concejal de Hacienda y Urbanismo, Rafael Serrano (PP), confirma este extremo, aunque no lo vincula con el retraso en el pago a los trabajadores. “Sí es cierto que estamos negociando con la Diputación y que para el próximo plan de empleo le pediremos que nos pague antes su aportación”, se queja Serrano, que avanza que se pagará a los trabajadores en los próximos días “con dinero municipal”.

El ‘Plan +34’ está pensado para contratar a personas que padezcan graves problemas socioeconómicos, carezcan de recursos económicos para hacer frente a los mismos y acrediten la situación de desempleo; también a mujeres en riesgo de exclusión social, “con carácter preferente aquellas que han sido víctimas de violencia de género”. Las personas contratadas trabajan entre 15 días y 3 meses. La duración del Programa es hasta el 31 de diciembre de 2014.