noviembre 29, 2021
El tiempo
Cañada Rosal

Cañada Rosal pone a punto su iglesia de Santa Ana

Más de 600 familias y empresas de Cañada Rosal participan de alguna forma en el proyecto de rehabilitación de la iglesia de Santa Ana, que se estrenará, ya restaurada, a las 20.30 horas del sábado 19 de julio.

Los carrosaleños colaboran a través de aportaciones económicas y donaciones con la restauración del templo, cuyas obras dieron comienzo hace aproximadamente un año, dirigidas por una comisión de rehabilitación.

El arreglo de la iglesia de Santa Ana es integral. Se ha restaurado el edificio pero también el retablo, las pinturas y tallas que alberga y hasta se han pintado los bancos, una tarea que han llevado a cabo manos voluntarias.

El restaurador Mido Bayoumy se ha encargado de dirigir la colocación de las piezas del retablo central de la iglesia, donde ocupan un lugar de honor las imágenes de los patronos de Cañada Rosal, San Joaquín y Santa Ana, y el Cristo de la Buena Muerte. Las piezas se han realizado en Egipto y han sido ensambladas por este artista que trabaja en Murcia.

De la consolidación de las piezas – algunas con tres siglos de antigüedad – se encargan los ecijanos Agustín Martín de Soto y Antonio Gamero, que están tratando las figuras de San Pedro y San Pablo y llevan a cabo otra serie de intervenciones puntuales para reparar las zonas más deterioradas y ponerlas a punto para la reapertura de la iglesia.

A finales del pasado mes de junio se colocó con una grúa de gran alcance el chapitel que remata la torre de Santa Ana, un adorno espectacular coronado por una veleta con forma de ángel anunciador que pregona el misterio de la Anunciación, diseñada por el ecijano Miguel Ángel Balmaseda, que también ha colaborado en la restauración de otros elementos de la iglesia de Santa Ana, y que se ha llevado a cabo en los talleres de Manuel León.

La parroquia de Santa Ana, aunque data del año 1970, conserva en su interior la talla del Cristo del Amor, en barro cocido del siglo XVI. Durante la guerra civil la capilla fue destruida, aunque aún quedan vestigios de algunos ornamentos y retablos.