enero 20, 2022
El tiempo
Sociedad

Problemas técnicos retrasan la apertura de la comisaría, dice el PP

Las obras de la nueva comisaría de la Policía Nacional que estaba previsto inaugurar en febrero pasado no están bien hechas. Según el Gobierno local (PP-PA), existe un problema técnico de la instalación que “parece que no está bien hecha”.

A preguntas del Grupo municipal del PSOE, el alcalde de Écija, Ricardo Gil-Toresano, señaló en el pasado pleno de junio que en la comisaría que se construye en la barriada de la Alcarrachela “parece que hay un problema técnico en la instalación, que no se ha hecho bien”, a pesar de que el PP asegura que la comisaría “estaba prácticamente terminado ya en octubre pasado”.

Los socialistas han pedido al equipo de gobierno que agilicen la terminación de la obra y subsanen las deficiencias que se observan en el inmueble, que aún no está en uso y ya sufre el deterioro de parte de la solería exterior.

“Nos consta que no es competencia directa del Ayuntamiento, pero les pedimos que se interesen porque es un servicio fundamental el que presta y debería entrar en funcionamiento”, pidió el viceportavoz municipal del PSOE, Fernando Martínez.

El Gobierno local avanzó que quería comprometer la visita del ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, para que inaugurara el edificio en febrero. Sin embargo, y según las mismas fuentes, problemas de agenda de Fernández Díaz están retrasando la inauguración de la nueva comisaría, que se empezó a construir en el verano de 2012.

Las obras las adjudicó la Secretaría de Estado de Seguridad a la empresa madrileña Garube Obras y Servicios, por un presupuesto de poco más de 1,3 millones, un millón por debajo del presupuesto de salida, que superaba los 2,4 millones.