junio 19, 2024
El tiempo
Cultura

Radiante Miércoles para La Salud

Una tarde de sol radiante, calurosa incluso, ha acogido el desfile penitencial de la hermandad de la Salud. El barrio de San Gil continúa siendo el que congrega a más gente en torno a la devoción del Cristo de la Salud y la Santísima Virgen de los Dolores.

Desde muy temprano, el Altozano se ha visto inundado de público que no quería perderse la procesión del Señor de Écija. Y también, cómo no, de la miríada de personas que han acompañado a la procesión alumbrando en la cera de devoción o cargando con cruces, una estampa habitual la tarde del Miércoles Santo astigitano.

Aunque queda claro que los devotos de La Salud no necesitan novedades para acercarse a ver la procesión de San Gil, dos de los tres pasos de la hermandad tenían algún estreno que enseñar. El imponente paso del Misterio de la Coronación ha sido restaurado en el dorado del canasto, los respiraderos y los candelabros.

Pero, sobre todo, el estreno de este año en San Gil es la renovada talla de la Virgen de los Dolores, que ha llevado a cabo el restaurador Sergio Saldaña, vestidor y capataz del paso de la Coronación.

El chorro de fe y devoción del Señor de San Gil y la Dolorosa, además del paso de la Coronación de Espinas, se ha vuelto espectacular en la Carrera Oficial, en el paso de la procesión por la plaza de Santa Cruz y en la vuelta a su templo por la calle Cadenas, subiendo de nuevo a su barrio del Altozano.