mayo 11, 2021
El tiempo
Política

Los informes sobre la Nocturna confirman la versión de De la Rosa

El informe policial del oficial de servicio la noche del sábado 8 de junio y de los agentes que intervinieron en el dispositivo de seguridad de la Carrera Nocturna Ribera del Genil confirman la versión del jefe de la policía municipal, Antonio de la Rosa, y coinciden, en gran parte, con el relato de los hechos del presidente del Club Atletismo Astigi, Miguel Ángel Rojas.

Los informes confirman que los policías y miembros de la organización de la carrera tuvieron que pedir vallas para colocarlas en el recorrido, al comprobar que no estaban dispuestas delimitando un carril para los corredores. Entre otros, recogieron ocho vallas de un servicio de grúas y otras de una gasolinera cercana.

Una vez solventado el problema de las vallas, sobre las 21.50 horas, según los informes, se autorizó a celebrar la carrera, y “se nos comunica que la carrera ha comenzado (…) pero que no está al parecer autorizada”.

A este respecto, el oficial jefe del servicio informa que “una vez se estaba finalizando la colocación de vallas y cinta en la carrera”, alguno de los concejales presentes en la salida de la carrera decidió suspender la prueba “sin previo aviso” ni al jefe de la policía ni al oficial de servicio ni al presidente del club organizador y que “al parecer se comunicó por megafonía que la prueba había sido suspendida porque la policía no autorizaba la salida”.

El SIP-An exige responsabilidades. Por todo esto, el Sindicato Independiente de Policía (SIP-An) ha exigido que se depuren responsabilidades “administrativas y judiciales” sobre esta polémica. “¿Por qué no se pusieron las vallas?; ¿quién tenía que ponerlas?; ¿quién no cumplió con su obligación?”, pregunta Pascual Flores, delegado del SIP-An en Écija, “¿por qué se dio orden de suspender la carrera y con qué criterio?; ¿por qué motivo los corredores arremetieron contra los policías y no contra quienes habían suspendido la prueba?”.

La CSIF acepta las disculpas de Cruz. Por su parte, la delegación en Écija de la Confederación Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF) ha aceptado las disculpas del concejal de Deportes, Antonio Cruz (PA) a la policía, y que la polémica con el edil “queda zanjada”.