mayo 15, 2021
El tiempo
Sociedad

Un informe atribuye las riadas de marzo a las fuertes lluvias

El informe elaborado por técnicos municipales sobre las riadas del 9 y el 12 de marzo a petición del PSOE concluye que esas inundaciones se debieron a la gran cantidad de lluvia caída ese mes, que sobrepasó la capacidad del embalse de la cabecera del arroyo Argamasilla y a la falta de control de las aguas de este.

“Esto no quiere decir que en la segunda inundación del día 12, si se hubiera podido controlar la entrada de agua, no hubiera superado el nivel de la repesa provocando el mismo efecto causado”, resume el informe técnico.

Este indica que el año 2013 está registrando niveles de lluvias “superiores a los medios de marzo de otros años”, lo que ha provocado la saturación de los acuíferos. Cuando quedan cinco meses para que termine el año hidrológico (que se mide de octubre a septiembre del año siguiente) se han registrado ya 741,70 litros por metro cuadrado, unos niveles por encima del año 2010-2011 (714,90 litros por metro cuadrado) y sólo por debajo del período 2009-2010 (810,50 litros por metro cuadrado).

En marzo, además, se registran 221 litros por metro cuadrado, según el informe, que añade que “la mayor cantidad de agua puntual cae en los días 9 y 12 de marzo con 24 y 63 litros por metro cuadrado, respectivamente, cuando se han provocado las dos inundaciones del arroyo Argamasilla a su paso por el casco urbano”.

Para el PP, “fue tal la cantidad de agua que no se pudo hacer nada” por evitar la inundación de varias calles de Écija. “El colector entró en carga ante la masiva entrada de agua, y no fue posible hacer nada”, señala Rafael Serrano, viceportavoz del PP, citando el informe, que indica que, el 9 de marzo, “la compuerta de control del arroyo se encuentra levantada” y que “la segunda inundación se produce con los niveles del río por encima del desagüe del arroyo”.

Los populares interpretan que el informe “desmiente los mitos y críticas que el PSOE ha mantenido con malsana intención”. Tanto Serrano como Silvia Heredia, la portavoz municipal del PP, aseguran que las dudas planteadas por los socialistas sobre la gestión de las riadas “son afirmaciones falsas, faltas de rigor y de respeto hacia el trabajo de técnicos y empleados municipales”.