mayo 18, 2021
El tiempo
Cultura

Si tiene más de cien años se puede vender

Alrededor de 250 objetos antiguos están a la venta durante este domingo en el Casino de Artesanos, que acoge la segunda Feria de Antigüedades, en la que se puede vender cualquier objeto que tenga cien años, la ‘edad’ a la que se considera que es una antigüedad.

Aunque también hay a la venta cosas más modernas, como una máquina de escribir de “sólo” noventa años. Estas conviven con verdaderas piezas de museo perfectamente conservadas, como el barco de la imagen, que tiene más de doscientos años de antigüedad.

“Es una réplica de un barco irlandés, tiene los escudos de la armada y la Casa Real británicas”, explica María Porres, responsable de la feria de antigüedades, “y es un extraordinario caso de conservación para los años que tiene”.

El pequeño barco a escala comparte espacio con numerosos quinqués, varios ejemplos de imaginería barroca, innumerables lámparas de todo estilo y cuadros para los que Porres reconoce que casi no tiene espacio. Hay también un par de relojes de pared a la vista, espejos, botellas – “las primeras de un popular refresco que eran retornables”, recuerda la responsable de la feria – y sillas, sillones, libros antiguos y muebles de todo tipo.

Pero sin duda una de las piezas más llamativas a la venta es un mueble bar estilo bargueño. Es de las más caras – se vende por 1.950 euros – y también quizá de las más antiguas, ya que los expertos estiman que puede ser del siglo XVII.

También hay de todo en los precios, desde figuras o elementos de ajuar que pueden comprarse por 60 euros a los 200 en que puede adquirirse una máquina de escribir antigua o los casi 2.000 del bargueño. “En la primera feria que celebramos, en diciembre, conseguimos más de 3.000 euros para una señora que vino a vender sus antigüedades”, explica María Porres.

Esta feria de antigüedades es la segunda que se lleva a cabo en el Casino de Artesanos. “Ya hicimos una en invierno y ahora hacemos esta otra, nuestra intención es celebrar dos en todo el año”, dice María Porres. La feria está abierta al público desde las 10.00 horas y hasta las 21.00 horas del domingo.