diciembre 3, 2021
El tiempo
Política

Los sindicatos acusan al PP de romper la paz social

Los sindicatos con representación municipal (SIP-AN, CSI-CSIF, Sppme, SPB, UGT Y CCOO) acusan al Gobierno local (PP-PA) de faltar al respeto a la negociación laboral, lo que “puede provocar la ruptura de la interlocución y de la paz social”.

Junto con la junta de personal y el comité de empresa, los sindicatos acusan al equipo de gobierno de no atender presupuestariamente “las necesidades reales que urgen a los ciudadanos como es el empleo y la ineludible modernización de la administración para mejorar los servicios a la ciudadanía”, por lo que han decidido impugnar los presupuestos para este año.

Los representantes laborales acusan a la portavoz del PP, Silvia Heredia, de “falta de respeto” porque, según los trabajadores municipales, les pidió una propuesta sobre unos atrasos que se comprometió a estudiar “y que rechazó de malos modos”, afirman, por lo que se levantaron de la mesa de  negociación.

Reprochan los representantes sindicales a Heredia que no cumpla con el compromiso de incluir en los presupuestos una partida destinada a paliar el déficit con los empleados públicos, “algo que, cuando el PP estaba en la oposición, nos decía que era una reivindicación justa”, denuncian los sindicatos.

Los representantes laborales quieren que el alcalde, Ricardo Gil-Toresano, “aclare si la actitud de Heredia es apoyada por acción u omisión por la Alcaldía”, porque “creemos que la señora delegada y diputada que ha votado en el Congreso las medidas de recorte a los ciudadanos y trabajadores pretende imponer estas mismas medidas en el propio Ayuntamiento”.

Avisan los empleados públicos que esa actitud “puede llevar a una mayor judicialización y conflictividad en las relaciones laborales y a un detrimento en la imagen y calidad de los servicios”, por lo que instan al alcalde “a tomar parte en este conflicto para dar solución a los problemas existentes, con el rigor y consideración que deben regir la actuación de la administración pública”.

“Nunca me he comprometido a nada ilegal”. Heredia se ha defendido de las acusaciones de los sindicatos asegurando que estos “exigen el pago de 144.000 euros para poder seguir negociando”. Según la edil, el motivo de que los representantes sindicales se levantaran de la mesa de negociación “es económico, y el Ayuntamiento está en una complicada situación por las restricciones del Gobierno central”, reconoce la también diputada del PP, “que nos obliga a hacer un esfuerzo”.

“Nosotros siempre hemos sido transparentes y yo no me he comprometido nunca a nada que no sea legal”, afirma Heredia, que se confiesa “abierta a la negociación” para los presupuestos del año que viene, “pero hay cosas que no son posibles”, concluye.