mayo 15, 2021
El tiempo
Política

La Junta no pone fecha para retomar el desvío del Argamasilla

La Consejería de Medio Ambiente considera “prioritaria” la obra de encauzamiento del arroyo Argamasilla, pero no da fecha para volver a ponerla en marcha. En un comunicado de prensa, anuncia que “su reanudación está prevista en el ejercicio presupuestario de 2013”.

El delegado en Sevilla de la Consejería de Medio Ambiente, Francisco Gallardo ha ofrecido al alcalde de Écija, Ricardo Gil-Toresano (PP), durante la reunión que ambos han mantenido en Sevilla, la “total colaboración” de su departamento para trabajar conjuntamente “con el objetivo de disminuir el riesgo de riadas en el municipio sevillano”.

Para concretar una fecha de reinicio de las obras para terminar el nuevo cauce del Argamasilla, Gallardo ha remitido al alcalde ecijano a una reunión con la directora general de infraestructuras, la próxima semana.

Según Gil-Toresano, las obras del nuevo cauce están paralizadas “sólo por razones económicas”. “Parece que esas obras las volverán a reiniciar las empresas que las tenían adjudicadas, y claro, se les debe dinero y hasta que no se les pague algo no querrán volver a meterse en la obra, como es lógico”, argumenta el alcalde de Écija, en declaraciones a SER Andalucía Centro.

“Esperaba más de la reunión”, se queja Gil-Toresano, “esperaba el compromiso de que fuera una obra prioritaria y eso sí me lo ha transmitido el delegado”, pero “esperaba una concreción de fechas, porque nuestro objetivo es que empiecen cuanto antes”, un compromiso al que Gallardo “no se ha atrevido”, según el primer edil.

El Ayuntamiento ha cumplido. Gil-Toresano defiende la gestión de su equipo de gobierno (PP-PA) en la crecida del Argamasilla del pasado sábado. Para el alcalde ecijano “se han hecho las cosas perfectamente, en todo momento se han tomado las medidas oportunas y, de hecho, eso ha impedido que la cosa no haya ido a más”, afirma.

En este sentido, el concejal de Seguridad Ciudadana, Carlos Onetti (PP), explica que el alcantarillado de las calles afectadas por la crecida del arroyo no pudo asumir la gran cantidad de agua embalsada porque el colector estaba lleno. “Dejamos entrar el agua porque no teníamos más remedio”, reconoce Onetti.

“Hemos hecho lo que teníamos que hacer en todos los sentidos, en el momento de la tromba de agua y en el momento de la inundación”, insiste el alcalde, que concluye que “está claro que si hubiera estado hecho el desvío no hubiera pasado esto”.