mayo 12, 2021
El tiempo
Cultura

Eugenio Benjumea pone en pie al teatro municipal con su pregón

El teatro municipal se ha puesto en pie ante el pregón de la Semana Santa de 2013, que ha durado cerca de una hora y 15 minutos y que Eugenio Benjumea, un cofrade de Jesús Sin Soga, que ha recordado cada una de las hermandades de la capital, incluso a la agrupación parroquial del Olivo.

El de 2013 ha sido un pregón basado en evocaciones de las distintas hermandades pero, sobre todo, en personajes, penitentes, devotos de cada una de las cofradías ecijanas, en quienes Eugenio Benjumea ha personalizado cada una de las hermandades y la protohermandad que, ha recordado, “pronto será una de las cofradías” de la Semana Santa de Écija.

La pieza de Eugenio Benjumea ha contado con momentos antológicos como el dedicado a la hermandad del Silencio, que el pregonero ha personalizado en José Enrique Caldero, hermano número 1 de la cofradía que inaugura la ‘Madrugá’, al que considera “un maestro y un amigo”.

En ese mismo parlamento, un emocionado Eugenio Benjumea ha pedido perdón por una pérdida de fe, en un íntimo y complicado momento de su vida, un arrepentimiento que fue muy aplaudido por las cerca de 300 personas que ocupaban el patio de butacas del teatro municipal de Écija.

También ha sido muy aplaudido el pregonero cuando ha descrito a su hermandad de Jesús Sin Soga como “la cofradía donde reina la fe, es visible la caridad y opera la esperanza”. O su recuerdo a los ecijanos que viven y mueren lejos de su ciudad natal, a quienes ha rememorado al hablar del Martes Santo.

El pregón de Eugenio Benjumea también ha dejado frases y sentencias para el recuerdo cofrade. Se ha referido a La Yedra como “la brecha por la que Dios inunda de fe a Écija”, el Lunes Santo, ha pedido que “la Semana Santa no se mida solo en preciosistas chicotás”, y ha dejado claro que “es el pueblo en conjunto el protagonista del Miércoles Santo”, cuando le ha tocado a San Gil el turno en su pregón.