septiembre 23, 2020
El tiempo
Sociedad

La feria se queda en septiembre

Finalmente, Écija seguirá celebrando su feria en septiembre. El Gobierno local (PP-PA) entiende que la escasa participación en la consulta que promovió para recoger la opinión de los vecinos sobre el traslado de fecha de la fiesta no se traduce en “un sentir mayoritario”, necesario para el cambio.

Alrededor de 500 personas, de las que un 70% habrían votado a favor y un 30% en contra del cambio de fecha, han participado en la consulta municipal sobre la feria, unos números que no son representativos, según reconoce el equipo de gobierno.

“Como ya dijimos, si no hay movilización de bastantes personas, no hay cambio”, explica el concejal de Fiestas Mayores, Antonio Cruz (PA), “así que la feria se va a quedar en septiembre, no se va a cambiar” porque “no ha habido lo que se necesitaba para el cambio”. Cruz ya avanzó que se buscaría “el apoyo mayoritario” de los vecinos.

Según el concejal andalucista, la consulta ha servido para comprobar que el interés por el cambio de fecha de la feria de septiembre a mayo no era mayoritario, “y no era seguido por una gran masa de vecinos”. “No tiene sentido ningún cambio, no hay un sentir ciudadano en esa dirección, porque no ha habido participación para eso”, zanja el edil.

En ese sentido, Cruz sí defiende la consulta. “Se ha expuesto la posibilidad de cambiar la fecha a lo que decidieran los ecijanos, les hemos dado la palabra como dijimos que haríamos”, concluye el concejal andalucista.

Cambiar el recinto ferial. El PP ha mantenido en el gobierno su idea de cambiar la fecha de celebración de la feria de septiembre y trasladarla al mes de mayo. Es una iniciativa que ya plantearon los populares cuando gobernaban en solitario y que no abandonaron tras el pacto de gobierno en que el PA ha asumido la concejalía de Festejos.

El otro debate abierto en torno a la feria es el cambio del recinto ferial, ya que el Gobierno local ve que “lo más propio sería trasladarla a otro sitio” con el fin de “evitar las molestias típicas de las que siempre se quejan los vecinos de La Alcarrachela”, el barrio donde está el real. En este sentido, PP y PA apuntan que “hay varios sitios alternativos, pero las circunstancias económicas mandan y eso será de aquí a varios años”.