septiembre 24, 2020
El tiempo
Política

Visto bueno a regularizar los diseminados rurales

El Ayuntamiento de Écija ha iniciado la regularización de las edificaciones fuera de ordenación urbanística. El pleno de la corporación ha aprobado el avance de planeamiento relativo a edificaciones aisladas en suelo no urbanizable, que recibirán calificación urbanística en el PGOU.

En concreto, se va a facilitar el registro previa tramitación de todas las viviendas, naves y granjas anteriores a 1975 en los hábitats rurales diseminados de las pedanías de El Villar del Marco, Isla del Vicario, Huertas del Valle y Huertas de San Antón que, si no pueden obtener licencia, sí pueden ser inscritos y transmitirse.

En el pleno, que ha presidido el primer teniente de alcalde, el andalucista Fernando Reina, en ausencia del alcalde, Ricardo Gil-Toresano (PP), se ha establecido el procedimiento para que se pueda solicitar la adhesión a las normas urbanísticas. De esta forma, se cumple una iniciativa de la Junta de Andalucía, de febrero de 2011, para dar respuesta al problema de las urbanizaciones ilegales y se articula una fórmula para cumplir la legalidad “y dar solución a una demanda social”, según el concejal de Urbanismo y Hacienda, Rafael Serrano (PP).

“No se regulariza el cien por cien de estas construcciones, pero se abre la puerta a la legalización y se da solución a un problema histórico, avanzando en su regularización para incluirlas en el PGOU y evitando la proliferación de construcciones ilegales”, señala Serrano.

A las construcciones que se van a legalizar se les exigen unas normas mínimas de habitabilidad, entendiendo por tales que tengan luz eléctrica y agua. Fuera de regularización se quedan las zonas inundables.