septiembre 19, 2020
El tiempo
Política

Piden aclarar “presuntas irregularidades” en el PGOU

El alcalde de Écija, Ricardo Gil-Toresano (PP), está citado el próximo lunes, 8 de octubre, por el Tribunal de Cuentas para aclarar la gestión de ingresos ligados a los convenios del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) durante el pasado mandato del PSOE y en las que podrían existir “presuntas irregularidades contables”.

Así lo han apuntado los dos socios en el Gobierno local, PP y PA. Este último partido denunció en 2009 la gestión del socialista Juan Wic al frente del Ayuntamiento de Écija y pidió que se investigara el destino de más de nueve millones de euros recaudados en concepto de adelantos de promotores urbanísticos que firmaron convenios incluidos en el PGOU.

Ese dinero se habría ingresado desde 2005 y desde las filas andalucistas se sospecha que podrían haber sido desviados de manera irregular para hacer frente a los problemas económico-financieros de la hacienda local.

Más concretamente, el PP sostiene que ese dinero “se destinó a gasto corriente, al pago de nóminas”, apunta la portavoz municipal del PP, Silvia Heredia, que califica el asunto de “tema delicado, complicado y serio”.

“Poco más sabemos”, asegura Heredia, que explica que los servicios jurídicos y administrativos municipales están preparando los argumentos para responder al requerimiento del Tribunal de Cuentas.