septiembre 24, 2020
El tiempo
Sociedad

Prohibido fumar en las casetas durante el fin de semana

La policía local de Écija tiene órdenes de asegurar que se cumpla la ley 42/2010, de 30 de diciembre de 2010, más conocida como ley antitabaco, en el interior de las casetas de feria. La concejalía de Seguridad Ciudadana ha recordado que se trata de una ley “de obligado cumplimiento”.

En este sentido, durante la mañana del viernes de feria, agentes de la policía municipal han advertido a los propietarios y socios de las casetas de feria de que deben velar por que se cumpla la ley o, de lo contrario, serán apercibidos.

La ley antitabaco prohíbe fumar en cualquier espacio de uso colectivo o local abierto al público que no esté al aire libre – con algunas excepciones – y en algunos lugares abiertos. Durante los primeros días y noches de feria la norma se ha relajado en el interior de las casetas, pero el Ayuntamiento anuncia que aumentará el celo en la vigilancia de esta infracción.

“Nos ponemos en el caso de una madre que esté en una caseta con su hijo y que se puede molestar por que el pequeño aspire el humo de quien esté fumando cerca de ellos”, ejemplifica el concejal de Seguridad Ciudadana, Carlos Onetti, que apunta igualmente que se va a vigilar más estrechamente la venta de bebidas alcohólicas a menores en la feria.

Ambas medidas se han tomado tras la reunión de la junta de seguridad que, con motivo de la Feria de Septiembre, celebra cada mediodía el Ayuntamiento de Écija.

Según la ley antitabaco, fumar donde está prohibido se considera una falta leve. Si se hace de forma aislada, la multa será de 30 euros. La acumulación de tres infracciones de esta manera, se considera una falta grave. Asimismo, también se considera falta grave por parte del titular de un establecimiento el habilitar zonas para fumar donde no esté permitida su habilitación así como permitir fumar en los lugares en los que existe prohibición de hacerlo.

Las faltas graves serán sancionadas con multa desde 601 euros hasta 10.000 euros, y las muy graves, desde 10.001 euros hasta 600.000 euros.