abril 18, 2019
El tiempo
Política

El PP denuncia que el desvío del Argamasilla ya era una prioridad en 2002

El PP defenderá el próximo miércoles una proposición no de ley en el Parlamento andaluz en la que insta a la Junta a retomar y culminar “con urgencia” las obras para el encauzamiento del arroyo Argamasilla en Écija. Los populares acusan al gobierno autonómico de no acometer de forma urgente unas obras que ya hace diez años, en 2002, estaba considerada una actuación preferente por la Junta.

La proposición no de ley del PP ya ha sido admitida a trámite por la Mesa de la Cámara. En ella, el PP-A se hace eco del “estupor y preocupación” que ha generado a los ecijanos la decisión del Gobierno andaluz de paralizar las obras de encauzamiento del arroyo Argamasilla “ante el temor por posibles  inundaciones en un futuro”.

En opinión de los populares, esta situación es consecuencia de la “dejadez con la que durante años la Junta de Andalucía ha actuado para solucionar un problema grave, que ya en el año 2002 fue considerado como una actuación preferente, con nivel B1, dentro del plan andaluz contra avenidas e inundaciones en cauces urbanos, y que hoy sigue sin estar resuelto, con la situación de riesgo y peligro real que supone para los ecijanos”.

Como prueba, el PP detalla que en noviembre de 2007 se publicó en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) una resolución de la Dirección Provincial de Sevilla de la Agencia Andaluza del Agua por la que se abría el período de información pública para el proyecto de encauzamiento del arroyo Argamasilla, en 2008 se encomendó la realización de las obras a Egmasa, que las licitó en abril de ese año por un presupuesto de 37,9 millones euros y un plazo de ejecución de 30 meses. “Las obras finalmente comenzaron en 2010, año en el que supuestamente tenían que estar terminadas, para anunciar su paralización en abril de 2012”, concluye la iniciativa.

En este sentido, los populares recuerdan que “Écija ha sufrido desde 1997 reiterados episodios de desbordamientos del río Genil y del arroyo Argamasilla, provocando situaciones de riesgo real para las personas y de pérdidas cuantiosas económicas y materiales”, y citan las graves inundaciones del año 2010 “con el núcleo urbano inundado, familias desalojadas de sus viviendas, infraestructuras y comercios destrozados y campos anegados, con pérdidas cuantificadas en 18 millones de euros”.